Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Informe

Hemos sido alertados por un mensaje de la superficie virtual, a los ciento dieciocho segundos de que el ordenador central se bloqueara. Un programa autónomo, funcional en exteriores, notó la presencia del virus mientras tomaba sol. Más allá de producir la suspensión momentánea de toda actividad programada -incluyendo el movimiento del mar, los niños jugando y las charlas de la gente-, el virus tomó la forma de una bandada de pájaros gigantes surcando el cielo, lo que provocó un apamplamiento general de los residentes. Gracias a este mensajero, hemos podido resetear toda la zona afectada y, luego de la desinfección, con borrado parcial de memoria incluido, confirmamos que el peligro ha pasado. La matrix continúa trabajando con normalidad.


Gracias Alberto Flecha por la inspiración para este micro.

8 comentarios:

Alberto Flecha dijo...

Tremendo. Vaya vuelta que le has dado a la historia, a lo Matrix. ¡Sería lo último que yo me hubiera esperado! Con ese estilo que recuerda a un texto técnico, con ese término "apamplado" que tanto ha gustado... Genial. Un honor que te haya inspirado este texto.

Un abrazo, Claudia.

Daniel Os dijo...

La vida cotidianda va adoptando cada vez más componentes informáticos, ¿llegará el día que en tengamos Ctrl Z?

TORO SALVAJE dijo...

Uffffffff, menos mal, casi me da un infarto.

Besos.

Maite dijo...

Alberto es un detonador de relatos ultimamente :-D lo he visto en varios blogs, y aquí ha inspirado un buen relato futurista. Un abrazo.

pablogonz dijo...

Destaco la fuerza contenida en este relato. Lo que se expone es sólo la punta de un terrible iceberg, sugerido con mano maestra. Me quedé bastante apamplado al leerlo.
Un fuerte abrazo, Claudia.
PABLO GONZ

Ricardo Musso dijo...

Si habré visto bandadas de gaviotas u otros pájaros sentado en reposeras y gozando del paisaje de las costas marítimas que recorrí.
Jamás se me ocurrió que podían ser virus informáticos!.

Debía ser esa la razón que en ocasiones solía regresar tan insolado que ni el roce de las sábanas soportaba.
Claro está que ahora se pueden prevenir esas molestias por medio de los avances tecnológicos que mencionas.
Antes, no se si recordarás, los mensajes que traía el mar, venían escritos en algún papel enrollado y puesto en botellas cerradas por un tapón de corcho!.

Lo tendré en cuenta para mis próximas vacaciones!.

Muy bueno Claudia..., suerte!.

Besos.
Rik

Torcuato dijo...

Me uno al comentario de Pablo.
Un beso.

Fabiana dijo...

Muy sutil este cortito, pero muy real también.
Pasará si seguimos así. Seguramente.

Besitos.