Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

lunes, 21 de junio de 2010

Los chicos crecen

Habían olvidado definitivamente sus orígenes.
Pinocho, ya hombre, se dedicó a la venta de viruta de madera para embalaje fino.
El gato del marqués de Carabás abrió una fábrica de botas -las de tacos aguja y piel de liebre hacen furor entre sus clientas-.
También se supo que cuando Hansel vio a Gretel tan apetecible en esa casita de chocolate, pactó con la bruja un hechizo para los Grimm y entonces fueron transformados en lobo y caperucita y la bruja, en Cenicienta.
Pero todo esto fue hace muchos, muchos años, cuando todavía se leían libros de papel. Cuando las ficciones de realidad virtual eran apenas una fantasía. Cuando…El niño ya está dormido. Esta grabación se terminará en 4, 3, 2, 1

19 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que bueno Claudia.
Este para la colección.

Besos.

Víctor dijo...

Espero que nunca sean las máquinas las que lean los cuentos a los niños. Cualquier tiempo futuro fue peor, decía al otro lado del charco.

Saludos, Claudia.

Luis dijo...

Como cambian los cuentos cuando la imaginación se pone de su lado. Magnifoco corto Claudia.
Un saludo

Fabiana dijo...

Tiene mucho de real este cortito. No se qué clase de cuentos les contarán a mis nietos...

Besitos.

reina dijo...

Muy bueno...!!!!

Esteban Dublín dijo...

Te felicito, Claudia. Me encantó cómo abordaste la intertextualidad en este relato. Y el final. Un beso grande.

Steki dijo...

Vos creés que desaparecieron estos cuentos? Vos sos la que más deberías saberlo dado que tenés un pequeño aún! A Tomi le canté el Payaso plin, plin y el Elefante trompita. Estará mal? Jaja, mi hija se lo sigue cantando!
Me encantó este post!
Besote.
STEKI.

Daniel Os dijo...

"Cuando las ficciones de realidad virtual eran apenas una fantasía"... nada más presente, de a ratos, que el tiempo pasado.
D.

El Gaucho Santillán dijo...

Eran otros tiempos. Mejores, segùn me parece.

en fin, un poco de nostalgia. Un poco màs.

Un abrazo.

Magah dijo...

Virtual o de papel, la cabecita de quien crece necesita de la fantasía.

Lo. dijo...

Espero que no lleguen a extinguirse los cuentos de papel, y sobre todo, que no llegue a extinguirse la fantasía.

Adivín Serafín dijo...

Sea de papel o de realidad virtual, si son como esta, yo la escuchalleedigo.

Blogsaludos

justiciapoética dijo...

Esperemos siempre exista sana fantasía. Abrazos.

cHaROl dijo...

clap-clap-clap!!
Pena q Ailin necesita mucho mas q un cortito para dormirse.
De hecho le tengo q leer toda la coleccion de los Backis, o por lo menos las dos primeras paginas de cada tomo.
Termino durmiendome yo antes q ella!!

Anita Dinamita dijo...

Me encantó!
Me recordó al escritor de "Elogio a la lentitud" decidió cambiar de vida el día que compró "Cuentos para contar en 1 minuto" para sus hijos...
Quizá es el momento de replantearse cosas :)

Pablo Gonz dijo...

Interesante, un contador de cuentos que detecta el momento en que el niño se queda dormido. :)
Gracias por entregar tu cuento a la luz, Claudia.
Un fuerte abrazo,
PABLO GONZ

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia.

Yo sospecho que lo que describís sucedió porque los personajes de esos cuentos provienen de los países capitalistas más desarrollados, y en esos lugares, si no te abrís paso a los codazos, sos un Don Nadie y serás un marginado!.

No estoy enterado que Patoruzito haya puesto una Curtiembre o una Talabartería, y ande en Ferrari en vez de su caballito Pampero.

No es que sea xenófobo…, pero trato de encontrar una explicación.

Este comentario desaparecerá en 4, 3, 2, 1…, jajajaja!

Besos.
Rik

PD: Disculpen… ¿alguien sabe qué sucedió el martes pasado por la tarde?. En mi edificio se volvieron a escuchar gente ululando por dos veces la palabra Gooooooollllllllllll. Y cuando parecía que todo estaba calmo, comenzaron con Pa…leer…mó, Pa…leer…mó. No entiendo nada!!!.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Claudia, muy interesante. Los microtextos les están dando nueva vida a los viejos personajes de cuentos de hadas.

Una cosita: en el párrafo final, repetís “cuando” tres veces; creo que el segundo es innecesario y se podría suplir por una conjunción:

“Pero todo esto fue hace muchos, muchos años, cuando todavía se leían libros de papel y las ficciones de realidad virtual eran apenas una fantasía. Cuando…”

Por supuesto, que como siempre en estos casos es una cuestión de pareceres.

Saludos.

Miriam M. dijo...

Fantástico el final, Claudia. Me gustó mucho. Besos.