Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

martes, 19 de mayo de 2009

Nostalgias


Hace casi un año, tu ausencia aún dolía tanto, que necesité varias muletas para poder caminar. Hoy ese dolor se transformó en un dulce recuerdo teñido de nostalgias de otros tiempos.
Y las muletas, ya son fantásticos espacios que encontraron su propio sendero.
Hoy camino sola y sonrío. El primer paso para volver a empezar.


.

17 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Hola. Todavía soy nuevo por aquí, he encontrado hoy tu blog y me ha encantado lo que escribes, pasaré más a menudo.
Y te felicito por haber superado esa ausencia claudia :)
Un saludo

TORO SALVAJE dijo...

:)

Más que caminar parece que vuelas.

Que bien.

Besos.

Guillermo Iglesias dijo...

Es como una buena música
Muy bueno
Beso

moderato_Dos_josef dijo...

Más que volar flotas en el aire con levedad y plenitud; has renacido de nuevo. Besos!

Juan Carlos Lozano dijo...

sin palabras:

solamente un abrazo desde el corazon
juank

Cecy dijo...

Que bueno Claudia.
Sentir que la vida vuelve a sonreir y poder caminar asi es fantastico.
Se respira distinto, no?
Eso me parece y se siente.

Besos.

Marcela dijo...

Cortito esperanzador. Saber que si precisamos muletas será por poco tiempo y volveremos a andar solos.
Muy bueno.
Besos.

Alejandro Ramírez dijo...

Sencillamente hermoso.

Luís dijo...

Querida Claudia, me encanta el modo que tienes de contar.
Imágenes literarias acertadas para expresar sentimientos que a veces nos destrozan por dentro.
Un abrazo.
PAZ

Soledad Sánchez M. dijo...

Claudia, cariño:
Desconocía tu pérdida. El vaivén del dolor es solo tuyo. Yo puedo darte mis palabras y posarme en las tuyas para compartirlo.
Es bueno que puedas recordar. Él queda en ti, siempre, y de ti depende que su anchura se ajuste a tu vida. Y tienes la inmensa fortuno de que sus ojos te miren desde el fondo de otros ojos.

Un beso, hoy más fuerte si cabe.

Soledad.

©Claudia Isabel dijo...

Clau, las perdidas forman parte de la vida. ciclos que terminan para dar lugar a otros...que bueno que estés abierta a lo nuevo, que incluso, podría sorprenderte! nos ha pasado a todos, y luego del duelo necesario, comenzamos con fuerzas renovadas...a vivir!!!
Un abrazo inmenso :)

santiago dijo...

prosa alegre claudia, hay que dar pasos para volver a empezar
Un saludo y un placer leerte

Daniel Os dijo...

Me has hecho aprender, eso vale mucho.

Ricardo Musso dijo...

Bravo Claudia!!!

Me gusta como ha quedado esa columna de la izquierda en “tu casa”, y el tono que le diste a las paredes.
Todo hace más cálido este “ambiente de hogar”, donde se viven las cosas de todo “hogar”; malas, pero también buenas!.

Ah…, y ese link de tu artículo “Nostalgias”, que abre en una “pestaña aparte”, quedo espectacular.
Porque de eso se tratan las Nostalgias, los dolores por recuerdos. De eso se trata un duelo; de que en algún momento se abra en una “pestaña aparte”.
Auque siempre estará ahí - no es que se haya ido definitivamente, y tampoco es la cuestión –, lo que esta ahora, en el PRESENTE - cuando cliqueo desde mi sitio e ingreso al tuyo – es esto que estoy viendo ahora; una nueva columna, un nuevo color, un artículo que habla de Nostalgias que abre en una pestaña aparte; y una mujer sonriente!.

Felicitaciones por todos estos logros!
Besos.
Rik

Fabiana dijo...

Hay que darle tiempo al dolor. Pero todo llega nuevamente. Es bueno lo que contás y me alegro mucho por vos.
Besitos y buen fin de semana.

Juan dijo...

Claudia

Cuánto me alegro
que el cielo te sonría
y que tu alma recobre el camino
la alegría y la pasión por la vida.

Un abrazo.

Juan Antonio

Clara dijo...

El dolor... necesita tu tiempo.

Claudia, compartimos la pasión por la brevedad. Encantada de conocer tu blog.
Te sigo leyendo.
Un abrazo,