Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

viernes, 24 de abril de 2009

Musas



No hay caso. No se puede elogiar a las musas.
Enseguida se toman vacaciones y me dejan así,
con el cerebro revuelto, los dedos haraganes,
las ganas disipadas y la pantalla en blanco.
Espero que regresen mientras ordeno un poco.
.

.

21 comentarios:

Luís dijo...

Bueno, querida Claudia. Así son estas musas, unas veces malditas otras favorecedoras.
Tomate un descanso y espero observando atentamente para que por los ojos penetre aquello que más tarde quedará reflejado de manera excelsa (como tú sabes) en la pantalla o en el papel.
PAZ

©Claudia Isabel dijo...

Amiga, ellas siempre están volviendo...
Un abrazo

amor y libertad dijo...

andarán quizá bajo algún papel, bajo alguna piel

Juan Carlos Lozano dijo...

mmmmmm.......
si las musas existen (y esto no es una afirmación), creo que tienen un inconfundible olor a transpiración. Ya que en toda musa que se precie de tal, hay un espiritu obrero, que no está dispuesto a ceder hasta ver acabada la obra.

de modo que yo recominendo, seguir el olfato para hallarlas.

Un abrazo y buen finde.
juank

Cecy dijo...

Dejalas, que seguron vuelven solas, suelen ser así.
Porque son musas.

Besos.

Jajaja (que bien)

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!

Con que no se te pierdan demasiado de vista, no te preocupes, y aprovecha a tomarte un descanso de las chicas!.

Pero, insisto, nos les “pierdas el ojo!”, ya que lo peor que podría pasar es que se encuentren con los musos (que los hay, y con una sola “s”); porque ahí si que deberías ir despidiéndote!.

Besos.
Rik

PD: Me divertí mucho con tu voto cobista hoy!...jajaja!

Fabiana dijo...

Las musas son así...
Son como la vida misma.

Buen fin de semana.

Soledad Sánchez M. dijo...

Pero que cuando lleguen, que te encuentren trabajando.

Un beso, cielo.

Soledad.

TORO SALVAJE dijo...

Cuando vuelvan pregúntales si han visto a las mías.
Se recompensará.

Besos.

VAE VICTIS...!!! dijo...

Clio, que lindo auto !!!
Besos y buena semana.
vae

hank dijo...

decapitalas, por haraganas.

hank.

Marcela dijo...

Tienen esa manía las musas...
¿Probaste con chocolate?
Las mías no aguantan la tentación de regresar si se les ofrece chocolate...
:)
Besotes.

Steki dijo...

Y como dijo el Nano... "andarán de vacaciones". Las mías están al día, jeje.
Feliz semana para ti.
Mañana te llamo.
BACI, STEKI.

Juan dijo...

Claudia

¡Vaya con las musas!
Hasta ahí han llegado
después de pasar por Villarrica
y dejarme aletargado.

Nos quedamos con tu sonrisa
con tu gran corazón
con tu pluma cantarina
que volverá con pasión.

Un abrazo.

Juan Antonio

VAE VICTIS...!!! dijo...

FELIZ DIA AMIGA !!!
Te lo mereces !!!
un beso y buen fin de semana.
PD:
Toy enojado...mi comentario anterior en este mismo post no salio snip snip...
TKM
vae

ericram dijo...

Suele pasar, no es nada grave.
Saludos.

Daniel Os dijo...

Lennon las buscaba en el diario entre las noticias, Neruda en el mar, Calamaro en la cerveza… definitivamente las musas no tienen paradero fijo.
Lo importante es no vivir pendiente ni dependiente de ellas, cuando no vienen también hay mucho que hacer.
Un beso grande, a trabajar.
D.

☀Pau☀ dijo...

Lo bueno de quejarse de que no vienen las musas es que ya tenés claro que tenés el talento artístico. Cuando no hay talento no hay musa inspiradora que te sople un buen tema, una buena pintura o un buen cuento.
Qué lindo tu blog! llegué siguiendo el rastro de gente linda que tenemos en común.

Carolina dijo...

Qué hermoso, Claudia! Qué placer quedarse un rato leyéndote. Genia.

Ricardo Musso dijo...

¿No volvieron las chicas?

Ahora mando a los Musos a buscarlas, porque me dijeron que ellos tampoco las vieron!

Límites Claudia…, límites!.

Ahhh… se me ocurre otra cosa, que seguros las va a “matar” de rabia!.

Mandate un Cortito contando lo bien que te sentís cunado ellas se ausentan, porque se creen tan imprescindibles que se agrandan, y no saben que todos las sentimos a veces son muy tiranas, y disfrutamos de su ausencia!.

Besos.
Rik

Antònia dijo...

En mi caso, casi siempre me visitan cuando ya estoy metida en la cama, arrebujada entre las sábanas calentitas y a puntito de coger un sueño maravilloso, y no me queda de otra que dejarlo todo y salir disparada en busca de un papel y un lápiz para no perder eso que tanto me gusta...
Besos!!