Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Pájaros en la cabeza

Ilustración de Adriana Lucas
Hace poco comencé a tener una sensación extraña, una suerte de no estar en este momento y lugar. Como de una estática distinta en el aire. A la vez, una necesidad de encontrar respuestas en lo sobrenatural, en lo desconocido. Me sentía fuertemente atraída por lo cerebral, las energías, las percepciones, los mundos paralelos y la mecánica cuántica. Desde entonces he visto videos, documentales, películas y series que trataban estos temas. La inversión de los polos, el tercer ojo, la electricidad cerebral, los agujeros de gusano, los sueños, las profecías apocalípticas, el lecho marino, la migración de las aves. Estaba al borde de la locura por la imposibilidad de evitar la inminente catástrofe cuando comenzó el dolor.
Primero fue en el pecho. Subió por los hombros, el cuello, la mandíbula y se instaló en los oídos. Iba, en recorrido sordo por mi dentadura hasta el otro oído y volvía, en latidos constantes, a través de las sienes. En lugar de suicidarme, fui a la guardia.
Luego de una breve revisión y un par de radiografías, concluyeron que tenían que operarme:
- Así te sacamos todos los pájaros que tenés en la cabeza – dijo un médico algo burlón. Hicieron el nido en la muela de juicio que todavía no salió y está inflamando el trigémino. Quedate tranquila que en una hora estás afuera.
Fueron dos horas, ayer por la tarde. Aún tengo la cara hinchada y algunos pájaros revoloteándome en la frente. En cuanto se aquieten, comenzaré a contarles algunas cosas que me dijeron.
.

24 comentarios:

Rosa dijo...

Lo que puede causar un dolor de muelas...Y ya no digo nada si no ha rematado la operación del todo el dentista... Da para contar...

Besos desde el aire

montse dijo...

Qué bueno!!!!!!!!
A media lectura el giro desmitifica y pierde seriedad.

Torcuato dijo...

Estupendo micro, Claudia. Magistralmente escrito y muy original.
Un beso.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

Muy bueno! Me gustó mucho.
Saludos

Claudia Sánchez dijo...

Rosa, tienes razón. Pueden escribirse los cuentos de locura, de dolor y de muerte. Besos para ti.
 
Montse, menos mal que queda claro! Abrazos.
 
Torcuato, eres muy generoso. A veces mezclar realidad y ficción funciona. Beso.
 
Fabiana, una alegría verte por aquí. Saludos!
 
Gracias por pasar, gente!

Daniel Os dijo...

Qué tendrán esos molares que nos empujan a tan retorcidos juicios… espero que la extracción sea sin dolor, de ser con, que sea rápido, de ser lento, que te inspire nuevos relatos.

Un beso grande,
D.

miralunas dijo...

que los pájaros que te andan por la frente, se te aquieten sobre los hombros, pero que no se vayan, que no se vayan!
lindo pasar por acà!

Cecy dijo...

Espero que pase pronto, pero para que me cuentes lo que te han dicho los pájaros...

Besitos Linda!

Patricia Nasello dijo...

Esperaba un cuento fantástico, con cierto aire de terror quizá, y resulta liviano y realista.
Esperaba una resolución realista y resulta
que según cómo lo piense, es fantástico o realista o poético o de humor o
Oh, fantástico (de bárbaro de brutal) micro, Claudia.

Feliz fin de semana
Besos!

Elise Reyna dijo...

Siempre es bueno que sobrevuelen pájaros en nuestras cabeza, muy burna mini. Cariños

Claudia Sánchez dijo...

Noooo Daniel, la parte de realidad no es la del dentista, precisamente. Besotes.
 
Miralunas, un honor tenerla por mi casa! Ya se están apichonando debajo del pelo, mire usté! Bienvenida!
 
Cecy linda, va pasando, pero muy lento. Así que el tiempo de las historias recién comienza. Besos!

Patriiii... es que los pájaros en la cabeza hacen unas ensaladas que ni te cuento! Algunas quedan bien. Buen finde!
 
Elise Reyna, gracias por tu visita! Creo que voy a soltarlos a todos... Cariños.
 
Gracias por pasar, gente.

Luisa Hurtado González dijo...

Me ha encantado, está tan bien contado y es tan de verdad todo sin que pueda serlo. Genial, estoy deseando que los pajaros se aquieten y les cuentes las historias que tienes. Porque después las publicarías aquí, ¿no?

MUCHITA dijo...

¡Que buen relato!

Besos mil.

Claudia Sánchez dijo...

Luisa, me alegro que te guste, pero son los pájaros quienes me susurran las historias. Abrazos,
 
Muchita, me alegro que te guste. Besos.

Ricardo Musso dijo...

Indudablemente la alopatía y el pensamiento mágico, místico, “los pájaros en la cabeza” bha!, se llevan “de patadas”.

No voy a volver a cometer la torpeza de preguntarte si lo que narrás te pasó o no.
Sin embargo, semejante imaginación parece extraída de hechos reales!

Excelente como siempre.
Besos.
Rik

Claudia Sánchez dijo...

Ricardo, últimamente estoy pensando seriamente en las definiciones aceptadas de realidad, lógica y fantasía. Por suerte. Gracias por pasar amigo. Besotes.

Esteban Dublín dijo...

Me alegró mucho tenerte de vuelta por mi casa, Claudia.

Pájaros en la cabeza, además de ser una estupenda canción de Ismael Serrano, me ha encantado en tu versión. Tan literal y genuina que es.

Un beso grande.

Ricardo Musso dijo...

¿Queeeeeeeeeeeé?????

No sé muy bien que me quisiste decir. Pero si es lo que sospecho, en el plano de la literatura, para tus creaciones, poné en dudas cualquier definición terrenal de lógica, fantasía, realidad, o lo que se te ocurra, ahora, para tu vida cotidiana tratá de seguir manejándote con esos conceptos consensuadamente aceptados, a riesgo de que pretendas pagar tus facturas de teléfono a través de algún pensamiento mágico…., te lo van a cortarrrrrrrrrrrrrrr!!!....jajaja

Besos domingueros.
Rik

TORO SALVAJE dijo...

Tengo un poema por publicar con una idea parecida sobre los pájaros en la cabeza.

No me dejaré operar.

Besos.

pablogonz dijo...

Me gustó, Claudia. Lo veo como un fragmento de una novela: me interesa ese personaje y quisiera saber más de él.
Un abrazo,
PABLO GONZ

Claudia Sánchez dijo...

Esteban, sabes que soy muy mala con la música y no conozco esa canción. De todos modos el título es una frase trillada. Un escritor conocido escribió un libro con ese nombre. Y además, así se llama la imagen que ilustra la entrada. Y me vino al dedillo. Gracias por pasarte.
 
Mussooooo... quédese tranquilo amigo que la cabeza aún sigue sobre mis hombros.
 
Toro, ya sé que tú no te operas ni de casualidad y ni falta que hace mira. Gracias por pasarte.
 
Pablo, pegaste en el poste. No es una novela, pero sí una serie que pienso escribir. Vamos a ver qué sale. Gracias por pasar.
 
Abrazos para todos,

Susana Camps dijo...

Hola, es mi primera visita a este blog y me ha gustado mucho la descripción de las inquietudes psíquico-físicas de este personaje que tanto tiene de nosotros, pájaros incluidos. Si va a ser una serie, espero poder seguirla.
Abrazos.

Miguelángel Flores dijo...

De qué forma tan lógica pasas de lo irreal a lo imaginario (o es al revés). Me fascina. Felicidades.

Saludos, Claudia.

Graciela Moratorio dijo...

Hola Claudia. Me gustan tus micros.
Buen vocabulario tienes. También escribo, asisto a talleres de literatura.
Un abrazo desde aquí, el sur de Brasil