Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

sábado, 20 de agosto de 2011

Reflejos


El leopardo vio al pájaro azul y pensó que sería un buen bocado para sus crías. El gato negro, en cambio, pensó que sería ideal para su cena. Ninguno de los felinos se extrañó por que el ave no huyera mientras se abalanzaban sobre él. A una distancia prudencial, un audaz aficionado tomaba la mejor fotografía sobre improvisación animal. Estaba entre las primeras de una veintena que se encontraron en la abandonada cámara digital.
.

18 comentarios:

Decidero dijo...

Hermoso blog :D
Ojala visites el mío www.construyendoestrellas.blogspot.com

nesmedu dijo...

Sugerente historia,me gusta.
Saludos.

Balamgo dijo...

Muchas veces, las cosas no son lo que parecen por muy simples que se vean.
Saludos.

Carolina dijo...

¡Muy bueno , Clau!!! No me la esperaba.

Patricia Nasello dijo...

Algunas audacias se pagan caro...
Siempre es un placer leerte, Clau

Besos

Rosa dijo...

Ante un mejor bocado el pájaro ni se inmutó.

Besos desde el aire

Puck dijo...

jeje muy bueno. el fotógrafo sin duda era más grande y tenía mas carne para comer jeje
saludillos

Steki dijo...

Qué bueno, Clau! Jaja, vivo el pajarillo.
Beso grande y feliz día del niño para Rami y para vos! TQM.

Cecy dijo...

Entre felinos se pacto. Y listo, quedo una linda foto!

Un besote Clau!
Feliz día.

Elise Reyna dijo...

Simpático final (je). Cariños Claudia.

Ricardo Musso dijo...

Buen reflejo el del aficionado, la pena es que no tomó una secuencia más larga de la situación.
Pa´mí que luego que el leopardo comprobó que el pájaro era de porcelana, lo que llevó como alimento para su cría fue al gato. Y el pajarito azul…, que se yo…, de adorno.

Tu imaginación es infinita!. Podrías hacer una minificción con los collages que pongo en el FB no?....jajaja!
Buenísimo este.
Besos.
Rik

Luisa Hurtado González dijo...

Entre el pájaro y el fotógrafo, lo más justo es que se salve el pájaro.
A mi me parece genial, tanto como leerte

montse dijo...

Está claro que el gato cenó pájaro. Solo hay que verle los ojitos!

Anita Dinamita dijo...

El mejor bocado estaba a lo que estaba... y claro! el pájaro fue el que tomó la mejor instantánea en sus ojos.
Abrazos

Puri dijo...

Pobre fotógrafo. ¿Y quién tomó las últimas fotos, el pájaro? encantada de conocerte y leerte.

MAGAH dijo...

Buenìsimo cambio de planes felino!

Saludos!

Sucede dijo...

muy bueno Claudia!
te ha sugerido algo muy interesante la imagen! jaja
Abrazos!!

Torcuato dijo...

Felicidades, Claudia, por el relato, que es buenísimo, y por el premio en minificciones.
Besos.