Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

miércoles, 20 de julio de 2011

La espera

Había dejado todo como lo dejaste. No me animaba a tocar nada por temor a que volvieras en cualquier momento y notaras que había ordenado tus cosas.
Las noches sucedían a los días y éstos a las noches y yo seguía esperando.
Hasta que una fuerte ráfaga arrastró las flores secas desde el jardín hasta el garage. Entonces supe que el momento había llegado: me armé de coraje y fui a verte. El césped ya está creciendo parejo sobre tu sepultura, al lado de la de nuestro pobre Scooby. Ya puedo recoger toda tu basura y continuar con la vida.


.

15 comentarios:

Daniel Os dijo...

Finalmente está en uno que el que se fue no regrese.
Valió la pena la espera después del impasse.

Un beso,
D.

Cecy dijo...

El tiempo que nos lleva soltar, es la medida que el otro queda instalado.

Feliz día, Clau.
Siempre un lujo leerte.

Ricardo Musso dijo...

Ahhhhhh Claudia.

Este ya lo leí y lo interpreté para el joraca!...jajaja. Excelente por cierto!.

Saludos a la "loca" esa, y un abrazo y beso fuerte para vos!

Feliz día!!!.
Rik

Gi dijo...

Contundente, como a mí me gusta.
Beso

Rafa dijo...

impresionante la facilidad que tienes de condensar en apenas unas líneas estos sentimientos tan profundos.
Un fuerte abrazo, Claudia.

No Comments dijo...

Todo tiene una etapa de asimilación y espera. Luego, la vida continúa, para bien y/o para mal.

Un saludo indio

Rosa dijo...

Claudia, gracias por invitarme a yu casa.

Sigo viendo el terror de ella a que él pueda volver y es lo que más me gusta de tu micro.

De nuevo gracias y seguro que volveré con tu permiso.

Besos desde el aire

Anita Dinamita dijo...

Estupendo, Claudia!!!
Hace falta un tiempo para asimilar una pérdida, el "no voverá"
Abrazos

Patricia Nasello dijo...

Ay, Claudia!
Por qué me querés hacer llorar?

Gran, gran micro.

Besos

montse dijo...

Pues pobre Scooby. Lo que le han puesto al lado...eso no se hace.

José Antonio del Pozo dijo...

Esa ráfaga, como una luz cegadora, que al fin reempuja y reinicia la vida bloqueada. Muy bonito.
Saludos blogueros

TORO SALVAJE dijo...

No suelen volver jamás.
Que lástima.

Besos.

Ricardo Miñana dijo...

Me gusta sobre todo tu coraje.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

carlos de la parra dijo...

Nos demuestra que el pasto todo lo cubre.

Miguelángel Flores dijo...

Me gusta mucho este relato. Pero no entiendo el final, ¿por qué ahora sí puede recoger la basura? Lo siento, peco de corto.

Un saludo, Claudia (mi sobrina, la pequeña, se llama igual).