Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

miércoles, 19 de enero de 2011

Virgen


La teoría se la sabía al dedillo. Su madre ya le había explicado todo lo necesario para esa noche.
Pero al momento de ponerlo en práctica, no contaba con que la correctora, mujer del escritor, fuese tan puritana.
Ahora no sabía cómo proceder con esa túnica blanca encima, con un agujero en la entrepierna y otro en el ombligo.
Ya estaba por sacársela cuando los escuchó detrás de la puerta. Su flamante marido hablaba con una mujer en un tono muy íntimo: “no te vayas amor, en diez minutos acabo este trabajo y estoy contigo”.
Pero ¿qué estaba sucediendo?
-Ay mi vida, pero ¿cómo te han puesto esa bata?- le dijo con ternura. - Ven, quítala… la cabeza va por aquí. Así. Bueno, ¿Te has decidido ya? ¿Qué hacemos… caoba… castaño? Tu pelo virgen tomará muy bien cualquiera.
Bien, la historia continuaba. Porque los hombres no las prefieren rubias.

.


Participa del concurso mensual de Carolina en FB

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Piqué.

Muy bueno.

Besos.

Maite dijo...

Los agujeros siempre se prestan a confusión ;) Abrazos, Clau.

No Comments dijo...

Muy picarona. Caí también por esos agujeros.

Un saludo indio

Anita Dinamita dijo...

Ja ja ja
Cuesta entrar y obliga a una segunda lectura en que entra todo su esplendor
Abrazos

Puck dijo...

jaja yo también piqué!!
Saludillos

Ricardo Musso dijo...

Bueno…, no me impresiona descabellado que armonice el color de los pelos del cuerpo!; por ende, el agujero de la entrepierna, yo lo dejaría.
Ahora, si también hubiera vello para teñir en el del ombligo….mmmmmm!.

Felicitaciones por la edición de la Compilación!!!.
Besos.
Rik

Baizabal dijo...

jaja, como lectores no nos queda otra que dejar volar la imaginación aun a sabiendas de que no es lo que parece.

Un abrazo

Patricia dijo...

No hay agujero al que la imaginación se resista.
Micro con más de una entrada, ja ja!

Besos