Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

sábado, 30 de octubre de 2010

Practicante

¿Para esto me trajiste a Haití? ¿A vos te parece lógico hacer semejante viaje para que yo me pase la mayor parte del día encerrada? Es lo que yo digo, siempre fuiste un egoísta. ¡Y yo que pensé que sería una segunda luna de miel! De hiel será!. Encima ese desayuno exótico que me ataca al hígado… no tenés consideración vos… no es justo que te pases todas las mañanas en lo de ese sacerdote, orixá o como se llame. Podríamos aprovechar la playa, pero no, el señor tiene que practicar... ¡para lucirse con sus amigotes seguro! y mirame cuando te hablo ¿ves como me hacés poner nerviosa? Mirá, hasta se me cierra la garganta de los nervios… y date vuelta, dejá de jugar con ese trapo y … agghh... no puedo… agghhh... resp… aggghhh… porf… agghh!

.

11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Esta vez se lucirá bien con los amigos.

Besos.

Cartaphilus dijo...

Qué miedo ambos :)!
Muy bueno, Claudia.
Un abrazo

Daniel Os dijo...

Más o menos así es siempre una segunda luna de miel...

Maite dijo...

Muy bueno este relato sobre el practicante ejecutor.
Un abrazo

Steki dijo...

Jaja, buenísimo! Me los imagino y todo.

Cecy dijo...

Que personaje esa señora!
Claro le dieron ganas de callarla.

Un besote.

Ricardo Musso dijo...

Buenos días Claudia.

Me hiciste reír con este cortito.

Comparto el comentario de Daniel Os, y agregaría el dicho que mi abuela María solía decirme cuando de tanto insistir termina ocurriendo algo desagradable: “Tanto va el cántaro a la fuente, que al final…, se rompe”

Besos.
Rik

Manuel dijo...

Me temo lo peor... Aquello no iba a ser una luna de miel.

Artistalight dijo...

Ay Claudia, estamos últimamente matando a todos los esposos y esposas, pronto no quedará nadie...
Me encantó el microrrelato, muy bueno como siempre...

Fabiana dijo...

Jajajja, me encantó. Y parece que al tipo se le terminó la paciencia.
No era para menos...

Besotes.

Bicefalepena dijo...

Sí que mereció la pena el viaje.
Muy divertido.
Un abrazo