Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

lunes, 9 de agosto de 2010

Realismo Onírico


Un par de piedras planas encastradas en los ojos, de azabache puro para que condujeran mejor las imágenes, y un decodificador sobre la frente, conectado al ordenador, era todo lo que necesitaba para crear sus películas. Durante el día había demasiados estímulos que le impedían concentrarse. En cambio de noche, cuando todo se aquietaba y caía en el sueño profundo, su imaginación se disparaba formidablemente, proveyéndole las mejores historias. No podía saber que la píldora para dormir que había comenzado a tomar provocaba pesadillas. Como tampoco llegó a saber que en su inconsciente vivía un asesino. Las autoridades destruyeron el aparato por seguridad.

.

12 comentarios:

Fabiana dijo...

¡Malditos aparatos!
Lo mismo que toda la tecnología cuando se usa mal.

Ahora, ese compañero sigue siendo misterioso aún después de tantos años de convivencia.
Nada perduró tanto tiempo como él.

Besitos.

TORO SALVAJE dijo...

Hicieron bien.
Cada uno de nosotros tiene un cuerdo y un loco.
Al loco hay que vigilarlo.

Besos.

Cecy dijo...

Me trajo imagenes que vi en una pelicula este fin de semana, un artista de día y un asesino por las noches.

Besos Linda!

El Drac dijo...

¡¡UUauu!! cortito pero avasallador relato

hugo dijo...

Hola Claudia;

Sin duda todos tenemos una doble vida...afortunadamente. Sólo que una de las dos siempre nos produce pesadillas, una de las dos siempre nos dará miedo, pero el día que falte una de las dos ya sabemos lo que tocará: dormir.

Un micro es bueno cuando te tira de la lengua y el tuyo lo es con creces. Sólo una pregunta ¿por qué lo salvas destruyendo el aparatito?

chau,
hugo

Claudia Sánchez dijo...

Hugo, gracias por venir! En realidad, ya no quedaba a quién salvar. Había que destruirlo para que las pesadillas no cobraran vida.
Saludos!

Esteban Dublín dijo...

Clau:

Sería bueno que escribieras tus textos sin negrita. La lectura se hace pesada e incómoda.

MARIA FABIANA CALDERARI dijo...

¡Qué terrible que en el inconsciente le habitara un asesino! (pero sin duda lo es más, cuando los asesinos habitan la conciencia)
Me gustó Claudia. Un abrazo.

Elisa dijo...

Si hubiese llegado a rodar las pesadillas, seguro que hubieran sido un éxito mundial. La industria del cine perdió millones de dólares cuando destruyeron el aparato. ;)

¡Qué problema este de conseguir la inspiración!

Un abrazo, Claudia.

Steki dijo...

Uácala... menos mal. Se acabó la pesadilla.
Besote, amiga del alma!

Maite dijo...

Me ha gustado esta versión moderna de Doctor Jekyll y Mr. Hyde. Un abrazo.

manuespada dijo...

Qué miedito...