Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

lunes, 5 de julio de 2010

Mini Picada

Con un poquito de cada cosa, para no perder la costumbre.

Sobre Sombras
  • Mi sombra me alertó de mi muerte cuando la vi flotando en el aire del quirófano.
  • Supe que me detuve en el tiempo porque al mediodía mi sombra yacía a mis espaldas.
Sobre Dinosaurios
  • Y el dinosaurio, harto de ser usado por cientos de microcuentistas, sin cobrar, pidió ser trasladado del libro de Monterroso al de Michael Crichton, Parque Jurásico, en Estudios Universal.
  • El dinosaurio, al ser desplazado por El Emigrante, decidió marcharse de una vez.
Sobre Fugacidad
  • Mis palabras fueron fugaces hasta que comencé a escribirlas. Desde entonces me tienen prisionera.
  • El arcón lleno de deseos, donde caen las estrellas fugaces, está pasando el horizonte.
  • La fugacidad es un guiño que nos hace la otra dimensión para tranquilizarnos: nada es eterno.
Sobre Desiertos
  • No te quejes: Quise curarte de tanto desamor y terminé contagiándome.
  • Cada año, al pasar por tu piel, se robaba tu lozanía. Pero se la daba a tu alma.
  • Ayer te soñé en tu ataúd, despertándote de esta pesadilla. Pero tus palabras para mí solo fueron: avisales de la bomba, y el estallido me despertó.
.

6 comentarios:

Víctor dijo...

Buana ráfaga, Claudia. Me quedo -sin saber por qué- con esta mini:

Mis palabras fueron fugaces hasta que comencé a escribirlas. Desde entonces me tienen prisionera.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Tienes un don.
Fijo.

Besos.

Adivín Serafín dijo...

Me encanto el micro del desamor en el desierto. Genial.

Blogsaludos

Marcelo dijo...

Hay un código bloguero que es el de la felicitación permanente, inspirado más en el cariño y en el pacto tácito de reciprocidad que en el homenaje a la verdad. Yo lo evito todo lo posible, pero igualmente cuando digo que algo me gustó muchísimo, siempre me queda el gusto amargo de lo trillado, del lugar común.
Me gustó muchísimo, eso es lo que quería decirte de tus micros inteligentes. Que no es lo mismo que la micro inteligencia.-

Cecy dijo...

Con lo del desamor me mataste, es que es muy probable que uno se termine contagiando.
Esto es como al enfermo que queres ayudar y terminas enfermando.
Y bue.
Claro me quede con eso, pero todo es tan bueno como siempre.
Y despues de leer a Marcelo, me da esa cosa de lo trillado, pero es verdad, cuando algo es bueno, es bueno!

Besos Linda!

Daniel Os dijo...

Me quejaba hace unos días de la pérdida de espacios donde explayarse, más que nada por el poco deseo de la lectura del explayado. Tal vez de ahí la popularidad de los espacios con poco espacio… como Twitter, o Facebook.

Pero usted, mi amiga, desafiando el formato convencional del blog, desarrolla un puñado de temas con el estilo sintético que sin dudas domina y manteniendo la atención hasta el último punto.

Suficiente razón para un gran aplauso, y además qué bien escribís...
D.