Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

miércoles, 7 de julio de 2010

Geogenia

Las almas de los que no habían sido enterrados vagaban por laberínticos túneles buscando la salida. No sabían que estaban muertos ni que la guerra había terminado. No sabían que pasaron milenios desde que los abandonaron allí. Un día, vieron una gruesa raíz brotando del techo. Esperanzados, tiraron fuerte de ella hasta que el árbol cedió y abrió un hueco mostrándoles la salida. Una a una emergieron las almas confinadas, pero tan desconcertadas quedaron en medio de esa ciudad desconocida y caótica, que creyeron estar soñando. Entonces, volvieron al túnel y taparon aquel hueco.
Hoy continúan con su búsqueda, pero nunca dejan de cortar la mínima raíz que brote en aquel lugar, debajo del famoso Desierto de Atacama.

18 comentarios:

El Drac dijo...

¿Qué? Pero eso es verdad...?

Adivín Serafín dijo...

Las almas de los que no habían sido enterrados llegarán a ver la paz cuando el ángel les toque su melodiosa trompeta.

Blogsaludos

Cecy dijo...

Para querer cerrar el hueco y no querer ver, pobres almas errantes...

Besos Clau!

moderato_Dos_josef dijo...

Excelente micro: No solo me ha gustado sino que desprende misterio y ensueño...
Un abrazo.

hugo dijo...

Hola Claudia:
muy bueno tu texto, sin duda debajo del desierto de Atacama ha de haber un mundo, pero tu logro es darle a las almas en pena el gobierno de ese mundo.
serán ellas las que se encargarán de que la tierra se siga cuarteando y que la luz rebote.
las almas que han salido por la puerta falsa han de morar en algún sitio.

¡ah! hoy hablé con Puyol un rato antes de que cabeceara, al menos la Roja ha podido lavar en parte el maldito partido del sábado pasado.

unbeso

chau,
hugo

Gabriel Bevilaqua dijo...

Me ha gustado mucho este relato tuyo con sabor a leyenda.

Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

Que tristeza de vida la de esas almas.

Eso debe ser la eternidad.

Besos.

Luis dijo...

Las almas de los que no habían sido enterrados vagan buscando aquello que los vivos enterrados en vida han ido olvidando con el paso de los siglos. Un día, tal vez nos encontramos cara a cara y entonces hallemos ese mundo feliz para todos. Un abrazo.
Me encanta como escribes amiga Claudia.

Pablo Gonz dijo...

Aquí tenemos una imagen de gran fuerza: bajo los desiertos hay túneles llenos de almas. No volveré a mirar un desierto (o foto de desierto) sin pensar en ello.
Un abrazo,
PABLO GONZ

FRANK RUFFINO dijo...

Claudia:

Excelente tu cortito relato!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Jorge V. dijo...

Exelentes hiper breves, un placer descubrirte. Me pasaré a menudo.
Saludo cordial

Marcelo dijo...

El peor tormento de ciertos laberintos es encontrar su salida
Un beso!

beker dijo...

Un mundo que no despierta curiosidad, un mundo desilusionado que permanece expectante,,, saludos

Daniel Os dijo...

Mientras te leía me vino a la mente la imagen de Rob Spence, ese director de cine que le implantaron una cámara en la cuenca de su ojo accidentado.

No me queda claro si su vida se convirtió en un proyecto cinematográfico o si su proyecto se convirtió en su vida… pero me da entre admiración y cosita

Buenos disparadores tus cortitos. Siempre.

Besos,
D.

María dijo...

Una perla. Bravo.

Manuel dijo...

Muy bueno. Mejor tapar huecos que dejar espacio a las goteras.

Maite dijo...

Bravo Claudia, siempre sabes contarlo de una manera que engancha, con las palabras justas y la imaginación desbordante, pero llena de lógica. Un fuerte abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Claudia, me gusta la mini. Quizá el último párrafo salga sobrando.

Un abrazo y suerte.