Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

viernes, 18 de junio de 2010

Rp.

No tenía que afeitarse la cara. Aquel médico ya lo había advertido: su piel era muy delicada. Con cada pasada del filo acerado arrancaría a rebanadas las caricias más suaves, los besos más tiernos y hasta la brisa más fresca que pudiera recibir. No podía soportar eso. De ahora en adelante debería usar la barba de tres días. Y cambiar de sexo en su perfil.

.

11 comentarios:

Alberto Flecha dijo...

Buena sorpresa al final. Y enhorabuena por el blog, me ha gustado.

Un saludo

Alberto Flecha

No Comments dijo...

jajajjjaa pobre mujer.. ays

Un saludo indio

Fabiana dijo...

Pobrecita... Y hay muchas mujeres con ese problema. Más que problema, problemón diría.

¿Pero cambiar de perfil te parece?
¿Y si se maquilla mejor?

Que tengas un lindo finde.

TORO SALVAJE dijo...

Es una solución.
Drástica pero una solución.

Besos.

suenademasiadobien dijo...

Esta frase de inicio permite crear historias de lo más variado con finales impactantes y sorprendentes. Me ha gustado mucho, Claudia.

Un saludo.

Luis dijo...

Bueno Claudia, vaya sorpresa final. Bien, muy bien, como siempre sabes hacer.
Un abrazo

Víctor Sáez dijo...

Buen micro,amiga. Me ha gustado!
Saludos,
Víctor Sáez

Cecy dijo...

No me parece que tenga que cambiar

Besos Linda.

mercadociclopes dijo...

Siempre hay que utilizar el comentario en los blogs con criterios. Uno de los mios es el escrito me arranque una sonrisa. :)

"El Mercado de los Cíclopes"

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia.

Interesante cortito.

El sexo es una variable biológica inmodificable.
Nacemos con una composición cromosómica XX (hembra) o XY (macho), y moriremos una con una composición cromosómica XX (hembra) o XY (macho). Existen algunas alteraciones como las del síndrome de Klinefelter o el de Turner, pero constituyen un mínimo porcentaje, y de todos modos también se portarán de por vida.

Psicológicamente, la identidad sexual será similar a la cromosómica, XX (hembra) o XY (macho). Salvo los casos de transexualidad, que también constituyen casos extremos, y en ningún aspecto modifican el ADN de la persona.

Sociológicamente…, ahhhh…, ahí esta la cuestión !!!.

Tu personaje, si necesita cambiar su perfil por el indeseable crecimiento de su vellosidad facial, solo tendrá dos alternativas: sincerarse, si había puesto XX y era XY, o mentir, si es XX y lo cambiará por XY.

Si el cambio le produce perjuicios en el plano laboral por ejemplo; en el primero de los casos además tendrá que quitarse las siliconas de los senos, vestirse de varón y hacerse llamar Claudio en vez de Claudia (por decir un nombre).
Y en el último caso, tendría que averiguar si aún se consigue trabajo de “mujer barbuda” en algún espectáculo circense.

En el aspecto sexual, no debería preocuparse…, siempre existe gente para quienes “todo lo que tiene agujero…, es poncho”!.

¿Te cansé de leer?..., viste que no puedo con mi genio!.

Besos.
Rik

Martín dijo...

Muy bueno Claudia! Con sorpresa final incluida. Me gustó mucho! Un beso