Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

sábado, 9 de enero de 2010

Búsqueda eterna


Finalmente estaban frente a frente. Después de siglos de espera, la tenía a pocos pasos, contra una pared.
Pero cuando todo comenzó a licuarse, comprendió que se volvería a escapar. El cuadro tras de sí le abrió el portal a otra dimensión y en un rápido movimiento se la tragó. Las súplicas, inútiles, se convertían en flores al tocar el lienzo. La vio alejarse, su sonrisa oleosa, sobre un río cromado.
El portal se cerró y Apolo volvió a quedarse solo. Dafne nunca llegaba a escuchar en qué debía transformarse para que la historia siguiera su curso.

.

11 comentarios:

Cecy dijo...

Un cuadro con cuerpo.
Eres genial.
Me gusto mucho.



Un abrazote Clau.

Isabel González dijo...

Precioso. Espectacular como el cuadro. Una delicia leerlo en su forma y en su contenido, no es fácil conseguir ese equilibrio en tre ambos.
Mis felicitaciones Claudia.

PD:. Un placer que me hayas incluido en tu literatura mínima

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

muy bueno Claudia.

pero me gusta leer más microrrelato que surgen sin una imagen previa.

Magah dijo...

Dafne, dejaría de ser ella apresada a cualquier arte!
Genial!

Que bueno que volvieras!

TORO SALVAJE dijo...

Un fracaso mitológico.

Besos.

Daniel Os dijo...

¿Y qué tal convertirse en óleo?

Algunos ya lo hemos hecho… el portal se abrirá nuevamente en cualquier momento de este siglo, de no ser así seremos arte adheridos eternamente al lienzo.

D.

Ricardo Musso dijo...

Buen día Claudia!.

Esta escena mitológica de la permanente búsqueda de Apolo para lograr un contacto con Dafne - tan brillantemente descripta por vos - me atrevería a decir que de mitológica no tiene nada…, es una eterna realidad!

Cada vez que los varones vamos tras una mujer que nos despierta atracción y amor, se nos esfuma en el espacio sideral.
Y pareciera que lo hiciesen adrede, porque generalmente esperan al momento en que las tenemos contra la pared!

Lo que más me duele es que siempre lo hacen con una sonrisa en los labios…uffff!!!.

Muy bueno, te felicito, pero un poco menos de crueldad en las mini ficciones, de vez en cuando, no vendría mal!.

Besos
Rik

María dijo...

Si Dafne escuchara...
Si al fin se convirtiera en lo que debe ser y se quedara allí contra la pared, como esperando una brisa o un beso...

Lo más probable es que Apolo finalmente se esfumara.

Con una sonrisa en los labios, claro.


Siempre agradable pasar por aquí.
Best regards.

reina dijo...

Dafne no debe convertirse en nada... sólo es Dafne y Apolo no comprende eso...
Muy bueno...!!

Juan dijo...

Claudia

A veces, aunque pasen siglos, no comprendemos nuestra realidad.

Feliz Año Nuevo.

Juan Antonio

Microrrelatos dijo...

A ver si tienes suerte y ganas.
Un saludo Claudia.