Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

viernes, 24 de diciembre de 2010

El último y el primero


Mis deseos para todos ustedes son:

Que sean felices (piensen en todo lo que eso implica, nó?)

Que me sigan visitando (porque si nó esto estará muy aburrido)

Que sigan escribiendo (así yo puedo seguir leyéndolos)


Y que todos tengamos más tiempo para poder hacer bien todo lo anterior.


¡Buen Año Gente!

.

martes, 7 de diciembre de 2010

Diciembre


Cada vez que llega diciembre al hemisferio sur, dos entidades que moran, en el centro de la tierra, una, y en lo alto del cielo, otra, se empecinan en extraerme la energía vital que me mantiene en movimiento. Trabajan juntas en una sinergia perfecta. Cuando duermo, la profunda se entromete en mi sueño y me hace trabajar y me persigue y me acosa y me agota, hasta que la etérea llega a despertarme. Y cuando debo comenzar mi día, ésta me duerme, me agobia, me lentifica, me fastidia, me desgana, hasta que la noche llega y todo vuelve a comenzar. ¿Será porque en estos momentos, y según mi altura desde hace añares, la inclinación del eje de la tierra hace converger las fuerzas de ambas entidades en la intersección de mis dos centros, el vientre y la crisma? Sí, será por eso. No porque se avecine otro diciembre sin ti.

.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Sistemas



Las últimas crónicas de la era anterior o “de la ilusión”, dan cuenta de un sistema que podía comunicar a todos los seres humanos a la vez. Tuvo muchísimos adeptos aunque no pocos detractores. Los fatalistas advertían que tal sistema atrofiaría las facultades cognitivas ya que reemplazaba gran parte de las funciones cerebrales de la época. Esto produjo la gran segmentación de la raza: quienes no tenían acceso a él, se dedicaban a los oficios y a las tareas rudimentarias. Quienes tenían acceso pero no sabían utilizarlo, perecieron víctimas de autismo sistémico. Y quienes tenían acceso y le sacaron provecho, se dedicaron a las artes -en todas sus manifestaciones- y a la recreación.
Solo los genios que lo crearon podían encargarse de la economía y los negocios que movían al mundo en ese período. Fue en aquella época cuando el planeta alcanzó el equilibrio biotecnológico.
Hasta que una de esas mentes geniales, hacia mediados del milenio, creó una nueva versión, dotándolo de sensibilidad humana y autonomía, dando origen a la era actual. Según el calendario gregoriano de la época, hubo poco menos de 30 años de convivencia con el hombre hasta que, terminando el milenio, éste finalmente desapareció.

Para repetir el tema, activar control Ro y desconectar altavoces internos. Aquellas unidades que tengan dudas, solicitar asistencia con control Alfa. La unidades que deseen ampliación de conceptos, activar Sigma. Gracias por su asistencia. Los espero la próxima clase.


.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Culpables




Están desorientados y expectantes. No saben que en unos minutos los invadirá el temor. Desde aquí puedo adivinar sus pensamientos en este instante previo: Valentín, confiado, piensa que no pasará nada. Nacho, abandonado a la última esperanza, no sabe. Mica juega a adivinar, con más certezas que dudas. Martu sospecha el desenlace. Lucho, ya experto, trata de infundirles calma. Solo una ya lo sabe. La que se tapa los ojos con las manos. La que recuerda lo que hizo en el último año y se arrepiente. Todos lo harán, es cuestión de tiempo. Uno a uno posarán sus ojos en mí y en fracciones de segundo lamentarán el pasado y temerán al futuro inminente. Y querrán destruirme, como si eso lavara las culpas y borrara la memoria colectiva. Pero no podrán. Este año, las listas finales de aplazados de matemáticas estamos tras un cristal.

.

jueves, 4 de noviembre de 2010

El Creacionista




Tengo un sueño muy recurrente por estos días: sobrevuelo la tierra de sur a norte. Allí, los sentidos se distorsionan y tanto puedo ver al planeta entero, como a las piedras del fondo del mar. Puedo doblar la línea del tiempo, hasta hacer que sus extremos se toquen y formen un círculo sin principio ni fin. Y en esa rueda, sobresalen siete ángeles con siete candelabros en las puertas de siete iglesias, quemando siete sellos que desatan siete plagas que destruyen toda vida sobre la tierra. Y veo también a doscientos millones de jinetes inmaculados que son salvados y transformados para el inicio de una nueva era. Y los veo nadando en un magma blancuzco, luchando por alcanzar la luz que los volverá a la vida. Entonces, en dominio de un poder absoluto, contengo el aliento y despierto. Acabo exhausto. Sé que la única manera de terminar con estos sueños es empezar de una vez con La Creación. Un día de éstos.

.

sábado, 30 de octubre de 2010

Practicante

¿Para esto me trajiste a Haití? ¿A vos te parece lógico hacer semejante viaje para que yo me pase la mayor parte del día encerrada? Es lo que yo digo, siempre fuiste un egoísta. ¡Y yo que pensé que sería una segunda luna de miel! De hiel será!. Encima ese desayuno exótico que me ataca al hígado… no tenés consideración vos… no es justo que te pases todas las mañanas en lo de ese sacerdote, orixá o como se llame. Podríamos aprovechar la playa, pero no, el señor tiene que practicar... ¡para lucirse con sus amigotes seguro! y mirame cuando te hablo ¿ves como me hacés poner nerviosa? Mirá, hasta se me cierra la garganta de los nervios… y date vuelta, dejá de jugar con ese trapo y … agghh... no puedo… agghhh... resp… aggghhh… porf… agghh!

.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Realidad pura y dura

Hoy la realidad se me impuso de manera aplastante y la ficción quedó relegada detrás del negro crespón de la razón.
Hoy la muerte volvió a poner a prueba a unos hombros femeninos y no puedo evitar sentir el antiguo dolor sobre los propios.
Hoy la mujer que lleva las riendas de este país perdió a su apoyo mayor, a su compañero de toda la vida, a quien le enseñó a ser presidente con el ejemplo.
Tiempos difíciles se avecinan para todos. En este momento solo me surge un ruego: claridad mental para todos mis compatriotas, hombres y mujeres de buena voluntad, para que realmente sean eternos los laureles que supimos conseguir.

.

sábado, 23 de octubre de 2010

Trabajo Temporario

Llevaba horas en la misma posición, sentado en una reposera, mirando a la maniquí que lucía un traje de baño de diseñador. Al mediodía concluyó que estaba loco por haber aceptado ese trabajo. Estaba por levantarse cuando la muñeca le guiñó un ojo. Atónito, pensó que la inmovilidad lo estaba enloqueciendo: “No te vayas lindo, estoy muy sola aquí”.
- Pero… ¿sos real?
- Tanto como vos. Cuando se vayan todos, verás cuán real soy.
Una nueva emoción se había apoderado de él. Permaneció inmóvil lo que quedaba de tarde absorto en los ojos femeninos, atento a cada gesto de su boca, cada latido en su pecho. Admiraba su actuación. A la mañana siguiente la vendedora tuvo que denunciar un extraño robo: el dinero de la caja chica, la maniquí del costoso traje de baño y toda la ropa del maniquí que encadenaron a la vidriera con reposera y todo.

.

lunes, 18 de octubre de 2010

Función

Había aceptado cumplir el rol del muñeco aunque hacía mucho que no creía en cuentos de hadas. La paga era buena por dos horas de trabajo. Se trataba de una función de teatro para niños. Poca exigencia, además. Pero esa tarde, al subir al escenario había algo en el ambiente que lo inquietaba, aunque no podía precisar qué. Las luminarias convergían adecuadamente, los personajes ocupaban cada uno su lugar, el clima de la carpintería estaba bien logrado, todo parecía en orden. Hasta que vio a los niños. Miraban absortos hacia el techo de la tarima. Allí sobrevolaba un hada de vaporoso vestido y alas blancas. Pensó que los niños se asombraban al creer que el hada realmente podía volar. Eran inocentes después de todo. Pero cuando quiso decir sus líneas no pudo abrir la boca, tampoco pudo moverse. Estaba convirtiéndose en madera. El hada, a punto de desaparecer, le susurró: “Tengo que asegurarme de que los niños sigan creyendo en mí y ellos necesitan ver para creer: hoy realmente serás tu personaje”.

.

jueves, 14 de octubre de 2010

Cacería


Habíamos sido contratados por un grupo de élite que prefirió permanecer en el anonimato. La consigna era clara. Teníamos que liquidar a ese animal sin levantar sospechas y sin asustar a las criaturas del lugar. Nos organizamos en grupos de tres, apuntándole desde una distancia prudencial. Las armas de desintegración eran muy potentes. Para disimular el estruendo que producirían, acordamos dispararle al unísono en el momento en que el avión de la mañana volara sobre nosotros. La misión tuvo un éxito rotundo. A las diez y cuarenta de aquel viernes, el dinosaurio finalmente desapareció.

.

domingo, 10 de octubre de 2010

Esencial


Escudriñaba su esencia en el fondo de la pupila reflejada en el espejo, cuando una voz de niña, muy lejana, le susurró una frase del Principito. Decepcionada, se puso sus lentes de sol, tomó su carterita y volvió a la calle, a trabajar.

Aquí en gallego

domingo, 3 de octubre de 2010

Ana de los Gatos


Ana de los Gatos. Así la llamaban en el barrio. Así la conocieron en todo el mundo. Nieta e hija de veterinarios, ella no necesitaba serlo para proteger a los animales más que a su propia vida. El día de su entierro, detrás de las únicas dos vecinas que acompañaban el féretro, se formó una larguísima fila de animales de las más diversas especies, pero sobre todo, gatos. Numerosas familias de gatos se sumaban a la caravana a cada paso. Los abuelos aún recuerdan los maullidos lastimeros que enloquecieron a la ciudad durante la media hora que duró el entierro. Hubo madres que salían a la calle desesperadas, temiendo que algo catastrófico estuviera provocando esos llantos de criaturas. Cuando todo acabó, una tristeza inmensa invadió la ciudad. En medio de un nuevo silencio, notaron que no había animales en ningún lado. Ni hormigas trabajando, ni pájaros volando, ni perros ladrando. Tan insoportable era esa tristeza que uno a uno, todos los habitantes de la ciudad, se dieron cita en el cementerio, donde los animales velaban la tumba de Ana. Cuando el último de los ancianos presentó sus respetos frente a la lápida, los animales retornaron a sus vidas, marcando para siempre en el calendario local el día en que Ana de los Gatos murió.


.


jueves, 30 de septiembre de 2010

Piedad

Le dice al oído en una de las arremetidas: quedáte quieta chiquita, si te movés no puedo. Te prometo que no te va a doler.
Así, hablándole muy despacio y acariciándole el pelo, logra que se calme. Con un rápido movimiento, le aplica la inyección que surte efecto de inmediato. Primero dobla las rodillas y luego cae al suelo sobre su costado sano.

Cuando sus ojos finalmente se opacan, le quita las anteojeras y llama al petisero que observa la escena desde las tolvas. –Entiérrenla Cipriano y después preparáte que vamos a cazar a ese maldito.

.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Mensaje



Cuando empecé a mirar hacia abajo, mi mano quedó paralizada, presa de un rigor involuntario y un dolor insoportable. Incapaz de moverme, el pincel quedó fijo sobre la tela que absorbía el líquido bermejo, creando por sí misma la más bella obra que jamás hubiera visto. En una fracción de segundo mi conciencia penetró la tela y me vi, en ese minúsculo puntito negro del entramado, intentando pintar una acuarela. El dolor en mi mano me volvió a la realidad. Entonces, entendí clarísimo el mensaje : nunca debo dejar de mirar hacia arriba.

.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Informe

Hemos sido alertados por un mensaje de la superficie virtual, a los ciento dieciocho segundos de que el ordenador central se bloqueara. Un programa autónomo, funcional en exteriores, notó la presencia del virus mientras tomaba sol. Más allá de producir la suspensión momentánea de toda actividad programada -incluyendo el movimiento del mar, los niños jugando y las charlas de la gente-, el virus tomó la forma de una bandada de pájaros gigantes surcando el cielo, lo que provocó un apamplamiento general de los residentes. Gracias a este mensajero, hemos podido resetear toda la zona afectada y, luego de la desinfección, con borrado parcial de memoria incluido, confirmamos que el peligro ha pasado. La matrix continúa trabajando con normalidad.


Gracias Alberto Flecha por la inspiración para este micro.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Venganza



Un dolor punzante sobre la sien derecha la volvió en sí. Apenas pudo entreabrir sus ojos, observó todo dado vuelta. Una espesa gota carmesí colgando en el puente de su nariz le indicó que yacía en el piso. Quiso levantarse pero su cuerpo no le obedeció. Solamente podía mover sus ojos. No lograba ordenar sus ideas. No entendía qué pasaba. Un lago de sangre se extendía frente a ella, tiñendo los jirones de broderie de su vestido y, más allá, un desconocido, con un sable atravesándole el cuerpo, se hincaba sobre sus rodillas, en medio de otro espejo de sangre. Solo cuando descubrió a su esposo sentado en el sillón, la mirada perdida en ella, recordó el brutal ataque del que había sido víctima. ¿Qué sucedía? ¿Por qué no la ayudaba? ¿Y qué hacía con un arma en la mano? Comenzaba a ver borroso, le costaba hilvanar sus pensamientos. Pero estaba segura de que ese sillón era verde, no rojo. Agotada, dejó que la oscuridad la invadiera del todo.

.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Generación Z



Quan Chi y Kano amaban a Sonya. Nada les importaba el futuro que los dioses tuvieran previsto. Por ella se batieron con los más feroces luchadores, hasta quedar enfrentados el uno al otro. Todo lo hacían por obtener su atención. No sabían que la desaparición de Blaze la había convertido en la más poderosa de Edenia. Ni que los poderosos prefieren morir antes que compartir su poder. Lo supieron cuando la vieron, en la cima de la pirámide, enfrentando al dios del trueno con tal energía, que su cuerpo se pulverizó en una explosión, creando una onda expansiva que destruía todo a su paso. Sólo entonces comprendieron que la lucha, como vaticinaron los dioses, estaba terminando y que ellos tampoco vivirían la nueva era de paz.
-No má, vos no entendés. No se pueden morir todos. Si nó ¿contra quién vamos a luchar en la próxima versión del juego?
.

.

jueves, 2 de septiembre de 2010

FIN

Abandonando la duda a la suave brisa que corría a sus espadas, atravesó el hueco en el espejo. Allí miró hacia atrás y vio cómo su casa comenzaba a desintegrarse por el viento, ahora huracanado. Entonces divisó a la joven. Escribía arrebujada en el sofá del extraño salón donde se hallaba. No parecía percatarse de su llegada. Algo familiar en sus gestos la indujo a pensar en algún parentesco. "¿Habré viajado en el tiempo?, ¿Habré muerto y ahora soy un fantasma?". Avanzó con lentitud y se detuvo detrás de la muchacha. Apenas alcanzó a leer las últimas palabras escritas en azul: "... la casa, finalmente fue arrasada por el huracán y de su dueña, jamás se volvió a saber". FIN.

.

domingo, 29 de agosto de 2010

Estocolmo

Me dio las gracias por darle la libertad y se fue. Después de todo lo que compartimos, lo que vivimos juntos, los proyectos que hicimos para este momento, tuvo el descaro de irse dejándome en esta habitación, que también fue nuestra, y llevarse la llave. Me hizo el cuento del síndrome, la muy astuta y se fue. Y además cobró su rescate.

.

martes, 24 de agosto de 2010

Haikus

Sobre imagen



Estrella blanca,
unes a los amantes
en la distancia

La luna brilla:
tu alma desde el cielo
nos ilumina
Como tú, árbol,
los brazos del amado
brindan reposo

Invierno blanco,
las gotas de tu lluvia
limpian mi alma
Este rocío,
recién amanecido,
revive tu piel
.

jueves, 19 de agosto de 2010

Majaderías

Mi sepulcro a perpetuidad, donde me has eternizado en el escarnio, engalana hoy estas paredes. De nada sirvió que trataras de enmendar tu desatino recreándome con este vestido insignificante. Debiste haber quemado tu primera obra para poder redimirte. Por eso tu alma, igual que la mía, está condenada a vagar por los pasillos solemnes de este museo. Solo ruego que el fuego, en cualquier momento, logre finalmente liberarnos.

sábado, 14 de agosto de 2010

Bioma

Dos millones de piedras planas llovieron el último día sobre el pueblo. El sol que disolvió las últimas nubes, comenzó a calentar las piedras negras, haciendo hervir el barro que tapaban. La primavera comenzó a brotar. La vegetación se hacía cada vez más exuberante sobre aquel lugar signado por las tragedias. Sus habitantes, con la alegría recién recobrada, volvían a sentirse intranquilos con el avance inexorable del verde sobre el negro. Un verde que iba tomándolo todo; paredes, techos, postes, hasta los cables del precario tendido eléctrico quedaron ocultos por el vergel, que aceleraba su crecimiento si alguna raíz, un tallo, una hoja siquiera era cortada. Comenzó la emigración de los pobladores que, en caravana, iban en busca de otro lugar donde vivir.
Ya se había marchado el último hombre cuando unos niños, escondidos en el jardín de una casa, comenzaron a jugar a la payana con las piedras negras del suelo. Cada vez que levantaban una, el aire se calentaba y se detenía el crecimiento de su planta. Entonces comprendieron su misión. Pronto formaron las tribus payaneras, que desde aquellos tiempos pueblan la impenetrable Amazonia para mantener en equilibrio el clima ecuatorial.

.

lunes, 9 de agosto de 2010

Realismo Onírico


Un par de piedras planas encastradas en los ojos, de azabache puro para que condujeran mejor las imágenes, y un decodificador sobre la frente, conectado al ordenador, era todo lo que necesitaba para crear sus películas. Durante el día había demasiados estímulos que le impedían concentrarse. En cambio de noche, cuando todo se aquietaba y caía en el sueño profundo, su imaginación se disparaba formidablemente, proveyéndole las mejores historias. No podía saber que la píldora para dormir que había comenzado a tomar provocaba pesadillas. Como tampoco llegó a saber que en su inconsciente vivía un asesino. Las autoridades destruyeron el aparato por seguridad.

.

jueves, 5 de agosto de 2010

Liquidación navideña




Un hastío visceral la llevó a vagar aquella Nochebuena con la esperanza de encontrar algún cliente solitario. Las últimas luces se hacían acuosas en la noche londinense, a la hora en que ratas y cucarachas corren libremente por las calles. El aroma a galletas de jengibre brotaba de los hogares envolviéndola con recuerdos de una niñez para olvidar. No podía llorar, se correría su maquillaje. Debía apresurarse si quería encontrar algún rezagado de los bares que le diera un poco de olvido. Retocaba el bermellón de sus labios cuando lo vio en el espejo. El taciturno Jack caminaba a pocos pasos detrás de ella. Se sintió dadivosa. Pensó en ofrecerle compañía al costo de una sangría.
- Hola Jack... tengo un obsequio de Navidad para ti.
- Yo también Polly.

.

domingo, 18 de julio de 2010

Vacaciones

Comenzó el receso escolar de invierno. Afuera, la temperatura apenas sube un par de grados sobre el cero, por lo que recomiendan salir solo para lo estrictamente necesario, hasta tanto la ola polar pase.
"Máaaaa... estoy aburrido..." mientras desde la biblioteca, la cajonera y el baúl, algunos libros, juegos y juguetes llevan una vida de ociosidad, interrumpida semanalmente por el paso intempestivo del plumero.
"No quiero jugar solo..." esgrime con el hábil manejo de ese llanto culpabilizador que me conozco de memoria. Entonces ensayo algunas de esas frases que siempre odié y que, cuando las escuchaba, me hacían pensar en un "y a mí que me importa", prudentemente callado:
- Cuando yo tenía tu edad...
- Bueno, está bien, negociemos- como si yo se lo hubiera propuesto.
- Qué negociamos? - pregunto, arrepintiéndome de algunas de mis expresiones fielmente copiadas por esta esponja ultra absorbente.
- Nos turnamos con la compu y con la tele, yo practico las tareas a la mañana, y a la tarde, si no salimos, jugamos los dos a algo...-con esa cara de haber concebido el plan perfecto.
A mí no se me ocurrió pensar en una rutina para los 20 días de receso.
Su plan, si bien necesita de algunos ajustes, parece muy viable. Comenzó a regir desde ayer.
¡Buenas vacaciones! Nos vemos en la vuelta a la normalidad.

.

sábado, 10 de julio de 2010

Adoración




Un par de piedras planas encastradas en los ojos, donde había esmeraldas y los caracolitos engarzados en los huecos del manto, donde estaban las perlas y rubíes, fueron las pistas que llevaron a los investigadores a rastrear en la playa lindera a la iglesia.
En una de las grutas naturales formadas en las rocas, encontraron el botín. Un semicírculo de velas ardientes custodiaba una imagen de la Virgen del Rosario. Hecha de barro por manos inexpertas, presidía un improvisado altar de lajas y restos marinos. Un grupo de niños harapientos la adoraban detrás del círculo candente. “¿No es hermosa nuestra madre?” preguntó una niñita de cara sucia a los uniformados. La cristalina esperanza que refulgía en aquellos ojos barrosos les anudó la garganta y la culpa. Se retiraron dando por concluida la búsqueda y cerrando el caso. Más ligeros de conciencia, sentenciaron: “La iglesia bien puede reponer las joyas”.
En la gruta, los niños ya se han bañado y vestido y están colgándose las mochilas. Sus padres encabezan la fila india. “Apúrense niños, que la próxima Iglesia queda a dos kilómetros por la playa. Llegaremos justo al anochecer.”

.

miércoles, 7 de julio de 2010

Geogenia

Las almas de los que no habían sido enterrados vagaban por laberínticos túneles buscando la salida. No sabían que estaban muertos ni que la guerra había terminado. No sabían que pasaron milenios desde que los abandonaron allí. Un día, vieron una gruesa raíz brotando del techo. Esperanzados, tiraron fuerte de ella hasta que el árbol cedió y abrió un hueco mostrándoles la salida. Una a una emergieron las almas confinadas, pero tan desconcertadas quedaron en medio de esa ciudad desconocida y caótica, que creyeron estar soñando. Entonces, volvieron al túnel y taparon aquel hueco.
Hoy continúan con su búsqueda, pero nunca dejan de cortar la mínima raíz que brote en aquel lugar, debajo del famoso Desierto de Atacama.

lunes, 5 de julio de 2010

Mini Picada

Con un poquito de cada cosa, para no perder la costumbre.

Sobre Sombras
  • Mi sombra me alertó de mi muerte cuando la vi flotando en el aire del quirófano.
  • Supe que me detuve en el tiempo porque al mediodía mi sombra yacía a mis espaldas.
Sobre Dinosaurios
  • Y el dinosaurio, harto de ser usado por cientos de microcuentistas, sin cobrar, pidió ser trasladado del libro de Monterroso al de Michael Crichton, Parque Jurásico, en Estudios Universal.
  • El dinosaurio, al ser desplazado por El Emigrante, decidió marcharse de una vez.
Sobre Fugacidad
  • Mis palabras fueron fugaces hasta que comencé a escribirlas. Desde entonces me tienen prisionera.
  • El arcón lleno de deseos, donde caen las estrellas fugaces, está pasando el horizonte.
  • La fugacidad es un guiño que nos hace la otra dimensión para tranquilizarnos: nada es eterno.
Sobre Desiertos
  • No te quejes: Quise curarte de tanto desamor y terminé contagiándome.
  • Cada año, al pasar por tu piel, se robaba tu lozanía. Pero se la daba a tu alma.
  • Ayer te soñé en tu ataúd, despertándote de esta pesadilla. Pero tus palabras para mí solo fueron: avisales de la bomba, y el estallido me despertó.
.

jueves, 1 de julio de 2010

Sobre Ceguera

Hace un año, a instancias de Minificcionario, jugaba a ensayar mínimamente sobre la ceguera (perdonen maestros). Y hoy se me ocurre recordarlo.



"En esta oscuridad, me atrevo a escribir todas estas palabras que me avergüenzan, porque nadie podrá leerlas."
"La oscuridad conceptual no existe. Es una paradoja platónica."

"Las minificciones son larguísimas y complejas historias que no se ven, que se ocultan arteramente detrás de un puñado de palabras conocidas."

.

miércoles, 30 de junio de 2010

Cuentos de la abuela



Las almas de los que no habían sido enterrados, en aquella época, parecían tener menos importancia que las de los muertos, vistos los rezos, misas y responsos de las que eran objeto. Fue cuando don Braulio Contrera, en medio de su velorio, se sentó de golpe en su cajón y dijo “¿Qué pasa aquí carajo, por qué no están todos trabajando?”, cuando el pueblo unánimemente decidió abolir las misas de muertos, velorios y entierros y dedicar las plegarias a la salud de los vivos. Y cuando alguno moría, derechito al fogón iba.


.

domingo, 27 de junio de 2010

Mini Tributo


Después de embelesarme con tantos aleteos chuangtzusianos y arrastres kafkianos, estiro mis brazos, pellizco mis piernas y compruebo que sigo estando aquí. ¡Pero cómo me atrae esa red!

lunes, 21 de junio de 2010

Los chicos crecen

Habían olvidado definitivamente sus orígenes.
Pinocho, ya hombre, se dedicó a la venta de viruta de madera para embalaje fino.
El gato del marqués de Carabás abrió una fábrica de botas -las de tacos aguja y piel de liebre hacen furor entre sus clientas-.
También se supo que cuando Hansel vio a Gretel tan apetecible en esa casita de chocolate, pactó con la bruja un hechizo para los Grimm y entonces fueron transformados en lobo y caperucita y la bruja, en Cenicienta.
Pero todo esto fue hace muchos, muchos años, cuando todavía se leían libros de papel. Cuando las ficciones de realidad virtual eran apenas una fantasía. Cuando…El niño ya está dormido. Esta grabación se terminará en 4, 3, 2, 1

viernes, 18 de junio de 2010

Rp.

No tenía que afeitarse la cara. Aquel médico ya lo había advertido: su piel era muy delicada. Con cada pasada del filo acerado arrancaría a rebanadas las caricias más suaves, los besos más tiernos y hasta la brisa más fresca que pudiera recibir. No podía soportar eso. De ahora en adelante debería usar la barba de tres días. Y cambiar de sexo en su perfil.

.

domingo, 13 de junio de 2010

El primero

Amaneció lluvioso. En el aire, había una tensión solapada, una prisa casi imperceptible, como en las últimas horas del año, cuando todos corren por llegar. Con el transcurso de los minutos percibía una quietud que iba creciendo. A través de los cristales mojados solo veía desolación. Cuando aún no cesaban por completo los sonidos de la ciudad, un multitudinario goooooooool albiceleste estalló en el aire proveniente de los cuatro vientos. Ese unísono me emocionó. Entonces yo también encendí el televisor.

.

martes, 8 de junio de 2010

Nobleza Obliga

No tenía que afeitarse la cara. Todos decían que en aquel pueblo el poder de los hombres se notaba por el largo de su barba. Había quienes lucían barba de un mes, otros, largas hasta el pecho y algunos tan larga, que formaban túnicas que cubrían su cuerpo. Le gustaba la idea de no rasurarse más. Hasta que, pasada una semana, se topó con un hombre de rostro lampiño y como sintió pena por él, le preguntó: “¿No te preocupa lo que piensen de ti, por qué no te dejas crecer la barba?” a lo que el hombre contestó “Bienvenido forastero. Entre tantos míseros barbados, solo unos pocos han tenido la nobleza de preguntar. Quien se preocupa por sus semejantes posee sabiduría y eso le hace merecedor de conocer la verdad: el verdadero poder no se nota en el rostro sino en el corazón.” Mas tarde supo que había conocido a uno de los sabios del pueblo, a quienes la mayoría llamaba pobres.

.

lunes, 7 de junio de 2010

Equilibrio



No tiene sentido darles explicaciones. Ellos jamás entenderían que las marcas de mis tobillos no fueron de una caída de la bici, ni por qué, desde que las tengo, bajo de la cama por la cabecera. No puedo decirles que Dobby fue confinado al rectángulo de madera debajo de mi cama, por tener la esperanza de ser famoso gracias a la pluma de Rowling. Ellos no entenderían que cada mañana quiere aferrarse fuertemente a mis tobillos, para salir a la luz que, me asegura, lo hará brillar. Ellos no preguntan. Me sirven el desayuno con las pastillitas verdes. Para el equilibrio, dicen. Y empezamos a hablar del tiempo.

.

.

martes, 1 de junio de 2010

Herencia

(Continúa de Perspectivas)

Una sonrisa se dibujó en su rostro
cuando vio que su niña, recién nacida, se parecía a ella. Hubiera sido terrible tener que dar explicaciones.

.

martes, 25 de mayo de 2010

Culpas

Una sonrisa se dibujó en su rostro al verme llegar. Era una sonrisa exagerada, estática, forzada, incongruente con la expresión de sus ojos. Una certeza, toda instinto, cruzó rauda por mi mente: lo había descubierto. Sin sacar la llave de la cerradura, volví a cerrar la puerta, giré dos veces la llave y fui hacia el auto. El sonido de un disparo me hizo detener. El instinto me había fallado. No teníamos armas en casa.

.

lunes, 24 de mayo de 2010

Azul

Así podría volar lejos, tanto, que nadie podría alcanzarla en ese recóndito lugar a donde llegaría.

Así podría nadar hondo, tanto, que podría sumergirse días enteros sin salir a respirar.

Así podría fundir el fondo del mar con el borde del cielo, tanto, como ya lo había hecho otras veces.

Pero ahora quería quedarse allí. Esta vez, de las píldoras azules, tomaría algunas más.


.

viernes, 21 de mayo de 2010

Brindis

Una sonrisa se dibujó en su rostro. Los aplausos comenzaron y todas las luces convergieron en nuestra mesa. Había pasado apenas un minuto desde que mencionaron a las ganadoras, cuando todos brindamos por el triunfo de las dos mejores. Ella seguía sonriendo y bebía. Pero en una fracción de segundo, noté una chispa especial en su mirada mientras su compañera se desvanecía. Entonces supe que el premio a la mejor prestidigitación femenina no podía compartirse.

.

lunes, 3 de mayo de 2010

Vuelo


Lo sabía todo aunque fingiera que no. Su olfato rara vez fallaba. Algo de cuero mezclado con violetas le hablaban de una mujer elegante. El cabello largo, rojizo, hecho un rulo debajo del cuello, le decía que la mujer era joven e impetuosa.
Ya podía imaginarlos haciendo el amor una, dos, tres veces, en ese rato en que seguramente se escapaban de la oficina. Sus ojos se nublaron, pero esta vez tampoco le diría nada.
La camisa, al lavarropas. El jabón y el suavizante borrarían todo vestigio de que su hijo, en cualquier momento, dejaría el nido.

.

jueves, 22 de abril de 2010

Homozaru




Nadie se atrevió a contar la verdad: éramos cuatro. Yo era el único que podía ver, escuchar y hablar. Por eso nadie habló de mi sacrificio por mis hermanos. No importa. Ya he visto, oído y dicho todo lo que debía. Ya he juzgado toda la bondad y toda la maldad sobre esta tierra.
Esta es la hora de mi revelación. Heme aquí, yo soy. Homozaru, el principio y el fin de todas las cosas.

.

martes, 13 de abril de 2010

Perspectivas




"¡Es una niña!" dijo la partera, mientras con unas pinzas de depilar sacaba a la criatura por el ojo de la cerradura de aquel cinturón de castidad. La parturienta rememoraba la noche en que tuvo la sorpresiva visita de aquel liliputiense que traía noticias de su esposo. Una sonrisa se dibujó en su rostro.

Aquí en italiano

.

martes, 6 de abril de 2010

Hado


Aquel día supe que las predicciones se estaban cumpliendo. La luz alternaba con las sombras minuto a minuto. Finalmente los planetas se estaban alineando. No sentí miedo, ni siquiera cuando las gárgolas cobraron vida y sus casas desaparecieron. Tampoco lo sentí cuando una luz cegadora me arrancó de la tierra.
Nunca supe qué fue lo que me salvó ni por qué. Sé que, desde entonces, me rodean seres extraños, la mayoría alados, en un lugar como el que debió ser la tierra en sus orígenes.
No sufro. Pero, cada tanto, el gigante descorre la cúpula celeste y derrama agua salada de sus ojos, cubriéndolo todo. La sal, para siempre, permanece en nuestras alas.

.

martes, 30 de marzo de 2010

Destino Ancestral




Primero fueron las cruces celtas, hechas de sangre, que flotaban en el agua de las pilas bautismales.
Luego fueron las visiones de seres crucificados, emanando una luz brillantísima.
Le siguieron los vívidos sueños, simultáneos e idénticos, de los sacerdotes lugareños: un círculo de dragones que quemaban robledales, dejando al descubierto a un grupo de druidas que, a escondidas, escribían el libro más grande que nadie jamás podría haber escrito.
Y finalmente, las ruinas cada vez más visibles emergiendo de la tierra.
Luego de nueve días de intensa investigación y gracias al acceso irrestricto a la Biblioteca Digital Mundial, pude interpretar el mensaje que algunas fuerzas ocultas estaban dejando.
Pero al revelárselo al Consejo Supremo de Sacerdotes, me trajeron aquí, me ataron a esta losa y me dijeron que si estaba en lo cierto ya vendrían a rescatarme. Eres tú la ninfa que soltará mis ataduras con esa espada?
- No cariño, soy Morgana, la cocinera del manicomio. Hoy no nos enviaron la vianda y los grifos blancos tienen hambre. Venga, voltea la cabeza para allí y cuéntame de nuevo la historia.

.

viernes, 12 de marzo de 2010

Escondida



No podía soportarlo más. La miró profundamente a los ojos, largo rato, buscando la respuesta que tanto ansiaba, hasta que apareció. Justo en el borde de sus ojos, una niña cristalina jugaba despreocupada en un jardín florido. Entonces supo que había llegado el momento de internar a su madre. Su mente nunca volvería de ese tiempo ni de ese lugar.

.

Amor en sordina



Aún me sigue cantando que el amor cuando no muere mata y cuando mata nunca muere.
Aún no entiende que el amor no es compatible con la muerte y que solo vive cuando hay vida.
Aún no acepta que se ha muerto desangrado, por el puñal que le clavaron después de haberle robado.
Aún no sabe que hoy me marcho y dejo su alma en el balcón repitiendo esa canción.
Nunca supo -pobre amor!- que no aguanto a los fantasmas y mucho menos a Sabina.

.

viernes, 5 de febrero de 2010

Catarsis



No, no estoy enojada contigo. Estoy enojada conmigo, por no poder manejar bien mis circunstancias. Estoy complicada, con la casa nueva y con lo que falta hacer y con la mudanza y con mi madre y con mi hijo y con la falta de tiempo y recursos y la inacción ajena y propia. Y tengo tanto que hacer antes de marzo... y no puedo avanzar y me frustro y me paralizo y entonces me siento y escribo porquerías como éstas. Me disculpas?

.

lunes, 11 de enero de 2010

BATALLA




-Las bombas de protones tienden a permanecer activas. Por eso debemos desactivarlas cada veinticuatro horas. Y así logramos que el ácido clorhídrico no salga de su cápsula y haga estragos en las paredes nuevamente. De hecho, la grieta más importante, ya está prácticamente cerrada. En catorce días volveremos a hacer una inspección y si confirmamos que el campo de trabajo se ha neutralizado, entonces atacaremos al enemigo con la artillería pesada. Aunque haya que tomar decisiones drásticas, tenemos que asegurarnos la muerte del Helycobacter pílori, me comprende?
-Comprendo. Haré lo que tenga que hacer, con tal de evitar el quirófano doctor. Le tengo fobia a las agujas.


.
.

sábado, 9 de enero de 2010

Búsqueda eterna


Finalmente estaban frente a frente. Después de siglos de espera, la tenía a pocos pasos, contra una pared.
Pero cuando todo comenzó a licuarse, comprendió que se volvería a escapar. El cuadro tras de sí le abrió el portal a otra dimensión y en un rápido movimiento se la tragó. Las súplicas, inútiles, se convertían en flores al tocar el lienzo. La vio alejarse, su sonrisa oleosa, sobre un río cromado.
El portal se cerró y Apolo volvió a quedarse solo. Dafne nunca llegaba a escuchar en qué debía transformarse para que la historia siguiera su curso.

.