Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

viernes, 16 de octubre de 2009

La otra cara del Prêt-à-porter


Gracias Víctor por prestarme tu idea
.

Las persianas bajaban a las nueve de la noche, ocultando el interior de las curiosas miradas callejeras. Entonces, cuando se quedaba sola en la tienda tras una interminable jornada laboral, se desvestía -falda, blusa, zapatos y bolso prestados- y se enfundaba en el uniforme de supervisora, paseándose por los vestidores, revisando planillas, controlando escaparates aquí y allá, soñando con una vida real, en libertad. Al amanecer, radiante de alegría, volvía a vestirse con la ropa que se había sacado y se ubicaba en la vidriera, adoptando la rígida postura forzada de cada día, esperando que las persianas volvieran a subir.

.

16 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Tienen corazón los maniquís?
Apuesto que si.

Besos.

Juan dijo...

A saber cuál es su mundo real.

Buen cortito, Claudia.

Feliz fin de semana.

Un abrazo.

Juan Antonio

Juan Carlos Lozano dijo...

Este asunto de la "Mujer Orquesta" es cosa complicada..... jajajajaja.

Muy bueno, exelente remate
un beso
juank.

Daniel Os dijo...

Mujer movida que dedica su vida a trabajos quietitos… ojalá encuentre su merecido descanso.

Luis dijo...

Me recuerda tanto la vida que llevan algunas personas de las que van en el autobús junto a nosotros cada mañana.
Muy bueno, Claudia.
Besitos.

Steki dijo...

Qué bueno, Clau, me encantó!

Hace un año atrás estábamos juntas descorchando un champagne festejando mi primer cumple blog! Te acordás?

Te dejo un besote y que pases un lindo Día de la Madre! Decile al enano que te lleve el desayuno a la cama, jaja.

Te quieroooooooooooooo!
Isa.

Cecy dijo...

Muy bueno!!!

Te aplaudo, Clau.

Y de pié como te lo mereces.

Besotes.

Víctor dijo...

Me gustó tu vuelta de tuerca al relato, Claudia. Siempre se puede girar un poquito más. Ah, si te forras con él, acepto un pequeño porcentaje de las ganancias. ;)

Un saludo.

vgranados dijo...

Que bueno, me recuerda una cancion de Serrat donde se enamora de un maniquí.
Un abrazo,
Vicky

Ana dijo...

Qué bueno está Claudia!!
Un beso grande, buen fin de semana y feliz día de la madre, (merece señora)

Steki dijo...

Feliz Día de la Madre, Clau!!!!!!

Ricardo Musso dijo...

Hola Claudia!!!

Mira vos eh!
Parece que eso de la insatisfacción es algo que abarca lo animado y lo inanimado.

¿Cuántas mujeres de carne y huesos quisieran ser un maniquí para ser miradas tantas veces en el día aunque sea así, de “pasadita”?
Porque quien mira la ropa que luce el maniquí siempre, en algún momento, la mira a ella!

Beso
Rik

Fabiana dijo...

Debe ser fascinante transformarse de noche y verse tan distinta.

Me gustó el relato. Muy original.

Perdón por no haber pasado a saludarte para el Día de la Madre. Lo hago ahora:

¡Ojalá hayas pasado el mejor de los días junto a tu chiquito!
Sos una super mamá.

Besos.

Isabel Estercita Lew dijo...

Que pasaría si las ventanas no vuelven a subir nunca más? Me encantaría saberlo


Estercita

antonio larrosa dijo...

Yo siempre he sospechado que algunos maniquies tienen algo de personas, sobretodo esos que te miran sonriendo como diciendo, no te apures, hoy no te suicides que mañana tendrás una agradable sorpresa. la verdad es que nunca llega esa sorpresa pero siempre que tengo ganas de suicidarme acudo a un escaparate de esos y me voy convencido de que a lo mejor al otro dia cambiará mi mala suerte.


Clica sobre mi nombre

Magah dijo...

No crees que esta situación va mucho mas allá de los límites de un local?
Cualquier mujer se va transformando y siendo y suele ocultar sus verdaderos deseos.

Abrazos

MAGAH