Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

viernes, 5 de junio de 2009

Sentidos




Esta semana estuve rodeada de búsquedas,
de espejos, reflejos y cegueras.
Y no puedo dejar de sentir
que lo mas importante se me esconde.
De los ojos, de la boca, de los dedos.
Forma un torbellino dentro de mí,
pero allí se queda, inasible,
amurallado detrás de mis sentidos
para que nada lo transforme.
Tal vez para que yo nunca desista
de mirar detrás de lo visible,
de leer más allá de las líneas
y de escuchar los latidos del silencio.


.

23 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

Siempre hemos de buscar
eternos incoformistas
sin bajar los brazos
sin bajar la vista..
buscar sin cesar
aunque sea sin destino.
buscar en el andar
buscar en el camino
buscar en el cielo
que con su abrazo nos acoge
buscar, siempre buscar,
y siempre preguntarnos
¿donde?

un abrazo
juank

Luís dijo...

De pronto un estallido. Un sobresalto.
Mi foto de blogger colgada en un texto que alcanza más allá del poema, más allá de los límites de lo esperado.
Un premio que apura en la garganta y alegra en el alma.
Un texto que habla de lo que a veces nos parece inaprensible del otro, del que lucha por expresar lo que le abrasa el corazón y exalta su razón. Es cierto, uno lee y lo leído forma un nudo que se aprieta y que nos escuece allí donde quisiéramos asir lo imposible.
Un golpe sereno, dado en el centro del vacío que parece no abarcar nada, no transformar nada, pero, que sin embargo, ahí queda, como un resto dispuesto a dejar su huella sin que nosotros nos demos cuenta de cómo nos transforma y nos dispone.
Claudia, no dejes jamás de perseverar en esa lectura más allá de las líneas. No permitas que ni un solo segundo se te escape sin haber escuchado los latidos del silencio, no dejes de leer más allá de las líneas.
Gracias por tu post que guardaré impreso en papel (soporte físico total) en el cajón de mis recuerdos inolvidables y que llevaré gravado en mi corazón para siempre.
Podemos intentar ponernos de acuerdo y filosofar lo que gustes con un buen café de por medio.
PAZ

Fabiana dijo...

Siempre hay que buscar en los lugares más recónditos.
"Lo esencial es invisible a los ojos", no tengo dudas.
Buen fin de semana.

Soledad Sánchez M. dijo...

Tu hermoso poema, Claudia, es la definición perfecta de la curiosidad que nos hace más humanos.

Agradecer el don de los sentidos, de la vida al fin, y dejarlos volar y actuar para crecer.

Un beso, guapísima.

Soledad.

Cecy dijo...

Escuchar los latidos del silencio, es abrir lo que verdaderamente es muchas veces invisible a la mirada, cuando de sentir en la vida se trata.

Besos.

Steki dijo...

Nada más bello que escuchar lo inescuchable, que ver lo invisible, que entender lo inentendible. El corazón nos lleva a todas esas cosas inimaginables.
Beso de fin de semana para ti, amiga del alma.
STEKI.

Martín dijo...

Hay silencios que son mas intensos que cualquier palabra. Sucede lo mismo con las miradas. Hermoso texto! Saludos

TORO SALVAJE dijo...

No desistas Claudia.

Me ha encantado el comentario de Luis y la alegría que le has dado.

Besos.

Guillermo Iglesias dijo...

Muy bello, muy ajustado. Gran texto-
Felicidades.

Juan dijo...

Hay que persistir en la búsqueda con optimismo y fe.

El cálido amor a nosotros mismos nos ayuda mucho.

El día menos pensado tendremos la sorpresa de encontrarnos.

Un abrazo.

Juan Antonio

Juan dijo...

Claudia

En el apacible silencio, y con el alma iluminada de amor, vamos comprendiendo muchas cosas que nos parecen vedadas.

Un abrazo.

Juan Antonio

Víctor dijo...

Lo importante, Claudia, no es el hallazgo sino la búsqueda.
Porque lo importante, lo interesante, no se encuentra mirándonos al espejo, como la madrastra de Blancanieves, sino cruzándolo, como Alicia; no está en lo que las palabras muestran, sino en lo que esconden.

Saludos lelos y continúa buscando!

☀Pau☀ dijo...

Ma mató lo de "escuchar los latidos del silencio"

Marcela dijo...

Y que interesante es que eso pase: que haya algo que siempre se esconda.
Hermoso poema. Uno de los que más me gustó.
Besos.

Daniel Os dijo...

Qué bueno sentir que lo más importante se esconda, es la definición de búsqueda en su máxima pureza.
Que aparezca y que cosas más importantes se escondan para reencarnar en una nueva generación de exploradores… eso es superarse.
Un beso grande, gracias por la lectura que me acercás.
D.

Guillermo Iglesias dijo...

Me busqué y me encontré. Pero me devolví.

VAE VICTIS...!!! dijo...

Claudia:
cuanta profundidad en tus palabras como siempre impecablemente puestas cada una en su lugar, muy profundo el sentido, como el silencio que para mi es familiar.
Que lindo blog nuevo !!! pero YO no estoy entre tus amigos, snif snif, me lo merezco por INGRATO !!!
Besos y buena semana amiga.
vae

Ricardo Musso dijo...

Que “MUNDO” este que desconozco!

No el de los espejos, reflejos y cegueras.
Prueba de esta última es mi ignorancia total y desconcierto que me produce el saber que existe!.

A veces creemos que la realidad esta contenida en ese último libro que leímos, idea que escribimos; palabra que dijimos. Y tomar consciencia que todo ello es solo una pequeñísima porción de ella no es sencillo de digerir, pero también es irracional negarla.

A medida que me la vas haciendo conocer se va levantando esa pequeña lámina que cubre mis ojos, y me encuentro con otros espejos y reflejos como los de la POESÍA!.

Gracia Claudia.
Besos.
Rik

Luna dijo...

Claudia, soy un zote para la poesia. No sé verla, no sé leer entrelineas, simplemente me toca o no.
Pero presiento que si sigo leyendote, que lo haré, podré aprender a

" mirar detrás de lo visible,
de leer más allá de las líneas
y de escuchar los latidos del silencio."
Me das tu mano?
Un beso

Clara dijo...

El camino de la búsqueda es en sí más gratificante que lo que realmente deseamos encontrar.

Un texto maravilloso!

Un abrazo,

Silencio dijo...

En mi blog tienes muchos silencios por leer mas allá de las líneas, en el puedes ver,todo o nada, depende de ti.

Miguel A. Guevara dijo...

hay que continuar viendo el número que nos pertenece solo a nosotros...

Isabel González dijo...

Ya veo que ambas hemos quedado presas en sus versos. Bueno, nos haremos compañía.

Un beso, Claudia