Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

viernes, 17 de abril de 2009

Tributo masculino



Hace poco leí en algún lugar no literario:
Cuántos hombres fueron importantes en tu vida?
-Qué tontería, pensé, qué importancia tiene cuántos?!
Pero sin darme cuenta me encontré sumando con los dedos.
Quienes queriéndolo o no, hicieron hito. Para ellos mi agradecimiento.

A mi papá, que me mimó cuando aún no tenía uso de razón.
Al profe Alberto, quien me dio parte de la seguridad que me faltaba en mi adolescencia.
A Horacio, porque después de trabajar para alguien tan perverso, pude hacerlo en los lugares más difíciles.
A Hernán, quien me enseñó los peligros del amor enfermo.
A Mario, con quien aprendí a negociar con una sonrisa en los labios y hielo en la mirada.
A Claudio, quien durante mucho tiempo fue amigo incondicional.
A Gustavo, porque me amó y me dio un hijo.
A Marcelo, por sus férreas convicciones y su inteligencia.
A Ricardo, por su ayuda desinteresada.
A Guillermo, experto en dibujar sonrisas.

Me alcanzaron las manos. Justo para el aplauso.

.

12 comentarios:

Steki dijo...

Excelente!
Me pondré a pensar y después te cuento.
Creo conocer a unos cuantos de tu listado, jeje. Coincido.
Beso de fin de semana para ti, amiga del alma.
STEKI.

Luís dijo...

Es de buena persona agradecer y tu sabes hacerlo... y con razones.
Un saludo PAZ

Cecy dijo...

Un aplauso para vos, Claudia.
Es tan gratificante reconocer quienes han pasado dejando huella, para forjar el camino donde nos trajo la vida.

Me encanto.
Besos.

☀Pau☀ dijo...

Qué lindo que seas agradecida y memoriosa, me gustaría aprender de esa forma de vida. Por ahora mi memoria cuenta sólo a mi papá, a mi hermano que ha sido como un segundo papá y a Gonzalo, que prefiero olvidarlo porque fue un gran error

Guillermo Iglesias dijo...

Hermoso.
Seguro que “para la recíproca” necesitas por lo menos otro par de manos.
Beso.

TORO SALVAJE dijo...

Horacio se merecería el aplauso en la cara y sin parar...

Besos.

Ricardo Musso dijo...

Ufffff….!

Y yo que me estaba perdiendo este cortito por el cortazo de luz patagónico!.
No por tener en la nómina de tus recuerdos un tocayo mío, sino por el gesto!..., que gesto mamita!!!.
Que bello gesto!.

Entre las mujeres que podría recordar, y a quienes yo le estaría agradecido por haber conocido, también figuraría una tocaya tuya: Claudia!

Besos.
Rik

VAE VICTIS...!!! dijo...

Admirable que seas agradecida y es mas valioso aún por que lo sos tambien con quienes no se lo merecen,
yo tendria que hacer lo mismo pero con mujeres el problema que no llegan a ocupar las dos manos, para aplaudir tendria que poner la mejilla...
Besotes de lunes amiga y buena semana.
vae

Antònia dijo...

Bello.
Yo creo que fue importante todo aquel que hizo que mi corazón latiera.
Besos!!

Marcela dijo...

La posibilidad de aprender de las cosas malas, de los seres perversos inclusive, es señal de gran sabiduría. Mis aplausos para vos.
Besotes.

Soledad Sánchez M. dijo...

Un tierno homenaje... que ni pintado para el que comparto contigo en mi barra lateral... éste para mujeres.
Espero que lo traigas a tu blog.

Un beso.

Soledad.

©Claudia Isabel dijo...

Tocaya, que lindo ejercicio! deberíamos hacerlo todos, y agradecer a esos hombres importantes por los que nos dejaron y nos dejan!
Un abrazo inmenso