Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Farewell




...Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.
-Neruda-

No sé quién eres, ni qué haces, ni dónde estás.
Poco importa ya.
El cuadrilátero negro que te sostuvo estos años
habló por ti.
Al pararnos sobre él
y comenzar el viaje de regreso al principio
vemos cómo asoma el niño muerto
que habitó tu invierno desolado.
El tambor de latidos de tu pecho
no dejará de sonar en el nuestro,
aunque no sepas ni a dónde vas…
Y poco importa todo ya.
Tus frases, lanzadas como puños,
marcaron para siempre nuestras vidas.
Llévate eso para el viaje
y recuerda tu propia sentencia:
"La vida puede comenzar otra vez, cualquier día"
Y yo te agrego "en cualquier lugar".
Si la que nunca pierde te dejara volver
a este páramo oscuro y desolado de nuestras vidas,
encontrarás cientos de ojos latiendo,
agazapados tras el cuadrilátero negro
esperando ansiosos tu regreso.

Aquí estaremos Toro Salvaje, esperando por ti.

7 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Una gran pérdida, acabo de enterarme y vago desesperado...

Steki dijo...

Noooooooooo, nada de pérdidas, por Dios!
El querido Torush, vuelve, se los aseguro. No ha muerto, necesita su tiempo. Y nosostros lo esperamos.
No es cierto que vuelves, Torush querido?
BACI, STEKI.

Soledad Sánchez M. dijo...

Un bello gesto el tuyo para con nuestro Torito.

Por cierto, has elegido un precioso poema de Neruda (para mí, de los más humanos). ¿Tal vez Torito tampoco ha querido atarse a la red y "reniega" de este hijo nonato que es su blog?. Ya, ya se que no, que no van por ahí los tiros, pero la imagen ha venido a mi cabeza en cuanto he leído el título.

Yo me quedo con:

"Fui tuyo, fuiste mía. ¿Qué más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó".

Y espero que podamos hacer con Torito otro recodo, en no mucho tiempo.

Un beso, Clauida.

Soledad.

Luís Serrano dijo...

No se que para con Toro Salvaje, pero intuyo que por alguna razón, ha decidido despedirse de los asiduos lectores.

Visitaré su lugar para leer aquello que se me debió de quedar en el tintero.
PAZ

Amada Inmortal dijo...

buen poema! la verdad que un gusto leerlo... besos

Fabiana dijo...

Me encantó. Yo conocí a Toro por medio de este blog y ahora lo extraño.
Lo esperaremos...
Te mando un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Jo.
Que cara de idiota se me ha puesto ahora (más todavía).
Mira que hubo gente que me escribió y me dijo cosas... pero como ésta creo que ninguna.
Vaya Claudia...
Es una sorpresa enorme, y sobre todo agradable.
Gracias por tus palabras.
Hoy llevo un día terrible y leer lo que escribiste para mí ha sido lo único bonito que me ha ocurrido.
Te lo agradezco doblemente.
De corazón.

Besos.