Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

lunes, 9 de febrero de 2009

Alfonsina


Hipogramar la palabra ORILLA

"Oigo el horizonte llamándome a gritos
y hundo con mis pies la arena amarilla.
Moriré en la playa, sola y sin testigos,
la hora se acerca, el sol ya no brilla.

Y yo que pretendí llenar tu existencia,
compartiendo lo dulce y también lo amargo,
y sorber con mis labios tu límpida esencia,
y dormir para siempre en su sueño callado,

y no perder el valor, ni la dulce conciencia
de olvidar el miedo y olvidar el llanto,
hoy grito a la vida pidiendo clemencia,
y escucho al horizonte que me esta llamando.

De pronto tu ríes y se me llena el alma…"
Es amor Alfonsina, es amor que está llegando.

13 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

a veces:
Las nuves ocultan el sol. Otras veces es la mano. Pero el sol está ahi, aunque no lo veamos. Sería bueno, de vez en cuando observar ¿en que nos concentramos?.

Respecto a las supestas pérdidas ¿que es lo que hemos perdio en realidad? El dolor de la perdida tiene su origen en el deseo de poseer. Si uno no desear poseer al otro, muy diferente sería este dolor. Y aún la muerte nos enseñaría, que aunque se vaya fisicamente, todavía existe en nuestro corazón.

¿Miramos la noche, o miramos el sol? ¿cual será nuestra costumbre?, ¿cual será nuestra aficción?

te dejo un abrazo
juank

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Qué hermoso poema!
¡Y qué hermosa canción!

Se agradecen tur "cortos" que son inmensos en su pequeñez.

Un beso.

Soledad.

Fabiana dijo...

Me encantó. Será porque alrededeor de Alfonsina se han tejido muchas historias. Hay algo mágico en ella.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Una joya Claudia.
Otra.
Estás magnífica.

Besos.

guillelrmo iglesias dijo...

Me gusta. Hace media hora que quiero decir algo parecido a lo que siento. "Me gusta" es lo menos alejado.
Me voy

Juan dijo...

Bello poema
propio de tu alma
vive sin esquemas
canta, ríe y calla.

Lindos tus cortitos
llenos del amor que llega
es un don bendecido
que te sublima y te embelesa.

Un abrazo.

Juan Antonio

Daniel Os dijo...

Es un orgullo tener una amiga que escribe así. ¿Puedo decirles a todos que sos mi amiga?
Amiga, ni se te ocurra como a Alfonsina, irte con tu soledad. Te traigo de los pelos al blog para que me sigas haciendo leer tus gigantescos cortitos.
Un beso,
D.

PD: ¿Por dónde andás que llevo días si verte por ningún lado?

moderato_Dos_josef dijo...

Despliegas tu poesía por todos los rincones del alma con destreza y armonía. Espléndido de nuevo!

Steki dijo...

Siempre hay algo que de pronto aparece y te llena el alma. No lo olvides nunca. Todo a su debido tiempo. Primero hay que sanar.
Cortitos como vos... pero qué grandes!
Digo... tus cortitos.
Digo... vos.
Te quiero mucho amiga del alma.
BACI, STEKI.

Marcela dijo...

Supongo que Alfonsina escribió en la arena su último poema.
Hermoso el tuyo. Hermoso saber que no es el último poema. Un beso grande.

ericram dijo...

Verdaderamente un hermoso homenaje.
Siempre me ha provocado mucha melancolía la historia de Alfonsina.
Besos.

VAE VICTIS...!!! dijo...

Impecable !!!
Claudia querida:
Me puse al dia con tu blog, los cortitos anteriores estan tan buenos que me dieron miedo, eso habla por si mismo.
El amor llega solo, sin ser llamado y entra para quedarse sin pedir permiso...
Besotes amiga.
PD:
Presiento algo hermoso para tu vida, nunca me equivoco...
TQM
vae

Ricardo Musso dijo...

Hola Clau!

Este cortito lo armaste con un personaje que tiene una larga historia!.
Que bueno haber logrado ese ensamble, y con tan bellas palabras como las de tu poema!

Cariños.
Rik