Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Paréntesis

En estos días no pude sacarme de la mente que tu paso por mi vida fue como un paréntesis.Lo abriste tímidamente, sentiste que lo que había adentro te hacía bien, y te hiciste cóncavo para contenerme y llenarte a la vez.
Y yo te dejé ser, sin sospechar que tu afán por beberte la vida de esa forma tan intensa, descontracturada y urgente, que rompía todos mis esquemas, reinventándolos, tenía fecha de cierre: cuando lo cóncavo se volvería convexo.Tal vez vos sí lo sabías, que tu vida conmigo sería un paréntesis, tu último paréntesis.
Y ahora sospecho que quizás la vida sea eso… una suma de paréntesis que encierran ciclos vitales, que nos van transformando, inexorablemente.
Ya hace un año que cerraste tu último ciclo. Y mi vida continúa. Me queda la alegría de saber que no te arrepentiste de haber entrado y que fuiste feliz.Y que supiste que yo también lo fui. Por eso todavía está el dolor.Por lo absurdo de tu partida, tan repentina, tan incomprensible. Y vos sabés cómo me empecino con lo que no puedo comprender.
Pero está nuestro hijo, un nuevo paréntesis que recién está formándose y por quien tengo que luchar y ser más cóncava que nunca.Por él tengo que estar bien y plena, como al principio, como siempre. Hace un año que lo estoy intentando. Estoy mejor, pero aún no dejo de extrañarte.
.

9 comentarios:

Steki dijo...

Querida Claudia:
En estas palabras tan sentidas y llenas de amor y tristeza hay un error.
Sabés cuál es?
El creer que tenés que salir adelante por Ramiro.
Y no es así.
Tenés que hacerlo por vos misma.
Lo demás viene por añadidura.
Cuando estés bien contigo lo estarás con los demás.
Así que tu trabajo está en vos.
Es un poco como el post mío anterior, el del "estar solo".
Te hago compañía, amiga mía.
Buena semana para ti.
BACI, STEKI.

María dijo...

La vida, ese paréntesis...

Bella metáfora.

Abrazo,
María

TOROSALVAJE dijo...

Un post muy lúcido y maduro.

Seguro que lo lograrás.

Aunque todavía duela.

Besos.

moderato_Dos_josef dijo...

Hay paréntesis y paréntesis. El que tú nos refieres pareció ser un paréntesis de los que marcan con su granito una vida. Hermoso!

Daniel Os dijo...

Es imposible, amigaza, leer tu paréntesis y no recordar "La Tregua" de Benedetti. Qué bonitos son estos paréntesis, estas treguas que nos da la vida para recordar que la felicidad es el fruto de un trabajo.

Te veo trabajando duro y me contagiás.

¡A trabajar!

Guillermo Iglesias dijo...

Enojate, Claudia, enojate y reíte. La melancolía hay que matarla a carcajadas.

Juan dijo...

Claudia

¡Qué hermoso paréntesis!

Realmente me emocionó este cortiro. Lo leí ayer, pero quise disfrutarlo en mi subconsciente y madurar el comentario.
En Matemáticas, cuando se abre un paréntesis, luego hay que cerrarlo.
En la vida sucede lo mismo, tarde o temprano hay que hacerlo.
Lo importante es el gran amor que anida en tu corazón y hay muchas personas que necesitan de ese amor.

Ten fe, amiga, el amor lo puede todo. Y la fe en el Señor también.

Que Dios te siga bendiciendo.

Juan Antonio

Anila Rindlisbacher dijo...

Claudia...
creo que la vida es un volver a empezar...
cada dia abrimos y cerramos un ciclo...
no todo este perdido...
además vos tenés un hijo por quién luchar y vivir...
Un beso enorme, recibe mi cariño desde Rosario...

nadasepierde dijo...

La vida llega en olas, se cierra un paréntesis, y aunque al principio duele, el amor no tiene fin, se transforma en otro. Pero siempre está.
saludos!