Páginas

Explicación Cortita

Lo característico de la minificción o microrrelato, es su capacidad para disparar sugerencias múltiples en la mente del lector. Para ello se vale de la ambigüedad y de modos oblicuos de expresión, como la ironía, que apuntan a que lo que parece ser no sea, o no se sepa con seguridad si es o no es. De ahí que la paradoja y la parodia sean tan frecuentes. También lo es el doble sentido, en cuyo caso se acerca peligrosamente al chiste. En este límite, el trabajo con las palabras es lo que determina la diferencia".

Raúl Brasca.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Reivindicación

Saquen una hoja. Composición libre, tema: el changuito.
Todos se miraron entre sí, sonrientes e incrédulos. Cómo el changuito? pensaban.
La mayoría ni siquiera sabía qué era eso. Algunos se daban explicaciones por lo bajo, creyéndose dueños de la verdad:
- Son los del supermercado…
- No nena, esos son changos…
- Ay, por favor! los changuitos son como unos cosos así, con rueditas que usan las abuelas para ir a comprar…
- No – acotó otra – no sólo las abuelas… mi mamá tiene uno y lo usa para ir a comprar al mercadito de la vuelta. Lo dijo con voz firme, casi orgullosa. Y como para que no queden dudas, remató:
- Se lo mandó el médico.

Esta hipotética situación es muy fácil que pueda darse entre niños de entre 8 y 20 años, la mayoría de los cuales no sabe a ciencia cierta de qué estamos hablando, cuyas madres, la mayoría de la generación X para abajo, no tienen un changuito.
Y dentro de los motivos por los cuales no tienen un changuito, aunque si lo piensan bien, lo necesitarían, a menudo nos encontraremos con respuestas del tipo
- Es anticuado
- Es de viejas
- Es horrible
- Te da una imagen deprimente
- Es antiestético
- No es "cool" no tiene "charme".
- Es una grasada total


Bueno damas y caballeros, el único fin de este post es la reivindicación del tan vapuleado changuito, del cual soy una feliz poseedora (aunque soy de la generación x) y que resulta de suma utilidad sobre todo en determinadas ocasiones:
- Cuando la compra es bastante voluminosa o pesada, pero no lo suficiente como para justificar el envío a domicilio (si es que lo hubiera)
- Cuando se debe cuidar la columna vertebral de cargar peso excesivo
- Cuando se tiene que realizar las compras con un niño pequeño al que hay que darle la mano
- Cuando nos importa un comino lo que piensen los demás y priorizamos los puntos anteriores

Y para los que no me creen, acá están las fotos.
Por qué ustedes no utilizarían nunca un changuito?

16 comentarios:

India dijo...

Jajaja, me muero!
No podes, no podes!!!
Igual, ese no es el changuito original, mi má usa el verdadero chanquito, el tuyo sigue siendo COOL!!!

Y bueno G. Iglesias, se hizo lo posible para deschanguitizar a Clau!

Solo nos queda orar...

Ahora que lo pienso, tenemos la billetera gorda para estar llenando estas cosas!
Bien, ahí!

Beso, Clau, me maté de risa!

Indu

juank dijo...

bueno:

esteeeeeeee.... Me gusta este regreso a la red. Es una fasceta interesante de la escritora. Una fasceta comprometida con la realidad, con la actualidad, y bien narrada. Es agil, intensa, entretenida, nada solemne. sisisis, me gusta. Te felicito.

un abrazo
juank

Guillermo Iglesias dijo...

¡Es una belleza! Más de lo que imaginaba.
(El changuito también me gustó)
Gracias Claudia.
G.I.

Steki dijo...

Ups!
Yo también recuerdo el que menciona la Inidia: el original que usaba mi vieja!
Ahora bien, el tuyo... está bueno, che.
Aplausos para el changuito de Clau!
Baci, cara mía.
STEK.

Julia (Mixcelaneas) dijo...

Durante un tiempo pasaron de moda y eran "cosa de viejas", ahora veo que lo usan de nuevo.
Qué bueno que estés REIVINDICANDO los changuitos!! Tendré que animarme a comprar uno y USARLO!que buena falta me haría!! (y bue... ya "estamos" un poco "viejardas", jaja)
Muy buenos tus cortitos!!
Saludosss.

Minombresabeahierba dijo...

yo que hago las compras y traigo muchos kilos del super, reivindico a muerte el changuito, en la mudanza se me perdió uno igual que al que mostras!! que bronca. besos

Daniel Os dijo...

Reivindiquemos el changuito, ¿por qué no?

Pero no al changuito en sí, sino lo que representa. Para mí el changuito es un viaje al pasado. Perdón, Clau, pero poco me importa cuánto más cómodas son las ruedas que las bolsas, cuánto cabe o qué tan lejos se pueda llegar sin licencia de conducir en busca de esos tomates más jugosos y menos costosos.

Changuito, si se me permite, es haber faltado a la escuela y acompañar a mi mamá a hacer las compras. El solcito de invierno tiene una tiebieza que apenas encandila y se ve distinta la ciudad a la hora que debemos estar sentados en un pupitre.

El almacenero improvisa un cono en papel de diario y me lo llena de maníes, el verdulero me regala una banana para el camino, mi mamá me deja comprar en el kiosko una revista del Oso Yogui y volvemos despacito a casa, arrastrando el changuito, a mirar Patolandia.

Luego, mamá dispone que el enfermito ya parrandeó suficiente y debe volver a la cama con su revista, mientras guarda la compra en la cocina y del fondo del changuito saca restos secos de piel de cebolla y una esquina de papel de diario. Pliega a su compañero de ruta y, antes de acomodarlo entre la heladera y la pared, le intenta un arreglo a la rueda que gira como torta frita. Ya es hora de comprar otro changuito, afirma.

Ya es hora de comprar otro changuito.

Guillermo Iglesias dijo...

... pero, además, el "changuito" hereda su nombre del joven esclavo que asistía a su ama llevándole algún paquete o sosteniéndole la sombrilla cuando ésta salía a realizar alguna diligencia.
Es la indignidad que evoca ese nombre lo que me molesta.
Eso... y que te tape

Anónimo dijo...

La version japonesa de los changuitos se asemeja a los carritos para b.b.en realidad son sillitas portatiles,debajo del asiento esta el compartimiento para llevar las compras,como las motonetas o "Skuters".Son realmente para las viejitas,tienen freno de mano para bloquear las ruedas y asi sentarse a descansar en cualquier parte(es comun ver a dos abuelas sentadas en sus "changuitos"a un costado de la vereda contando sus cuitas)Su uso esta recomendado por los gerontologos y psiquiatras para que las "idosas"hagan ejercicio y asi retrasar la DECREPITUD...(porque a la vejez ya la tienen)estoy hablando de chicas de ochenta,noventa y alguna centenaria tambien.El hacer sus compras,(contar el dinero)encontrarse con sus amigas,etc.es una excelente terapia para evitar la demencia senil.Pense que seria bueno implementarlo en la Argentina pero...despues pense en la infraestructura(vial y edilicia)y mas que nada la "cultura" de los conductores y...No,todavia estamos a anios luz de esa posibilidad. Perdon me fui por las ramas. Los argentinos solemos ser muy ingeniosos,el dia que eliminemos los prejuicios lograremos importantes adelantos. Interesante tu comentario Clau. Un Beso ;gengi

moderato_Dos_josef dijo...

me gustó en primer lugar descubrir tu blog, en segundo el changuito (abajo las bolsas de plástico) y en tercero la excelente música de coldplay y mmi canción favorita de Scientist, maravillosa. Te mando un saludo desde la otra orilla del océano, España, Madrid. soy josef.

Ignacio Bermejo dijo...

Que reivindicación más simpática. Me divertí muchísimo leyendote. Un beso

TOROSALVAJE dijo...

Eso. La opinión de los demás vale un comino.

A ti te gusta?, te sirve?, pues ya está.

Besos.

Adriana Lara dijo...

jajaja! No era un cuento, era un verdadero post a lo blog, jajajaj!
Bueno, te voy a decir dos cosas:
Primero: "me importa un comino.." es una frase más amanerada y anticuada que un changuito.
segundo: Tu changuito no es un carajo un changuito, es una bolsa re fashion con ruedas súper moderna. YO sé lo que son los changuitos: son armatostes vetustos con alambre para poner botellas y que van con un carnet que dice: "usted es una vieja chota de ahora en adelante". Y si te lo recetó un médico, peor!!!!!

Hacete un post sobre la bata de matelasé, por favor, jajajajaj!
(va con onda, la Claudia, ahora me vuelvo a su cuento anterior y le hago un coment serio para que me disculpe)
Beso
Adri

Claudia Sánchez dijo...

En realidad, profesora Lara, este post tiene una finalidad específica, ya cumplida, que se sale del estilo del blog. Pero igualmente me satisface, de vez en cuando, hacer un chascarrillo...
Qué... esa palabra tampoco se usa más? Bueno en el post iba a poner "me importa un carajo" pero me pareció inadecuada a todo el estilo previo. Y este post, es una joda, que cumplió su cometido, expresamente para un caballero.
Gracias a todos por participar.

Juan dijo...

Me gustan tus cortitos. Están muy bien escritos, son amenos y de temas de la vida cotidiana.

Al principio nos parecen una carga, pero terminamos usándolo porque eso de estar cargando con bolsas nos hacen polvo.

Y pasamos del qué dirán, pues "ande yo caliente...".

Un abrazo.

Juan Antonio

nadasepierde dijo...

Tarde...dos meses después....el changuito!!!! yo tuve uno...hoy prefiero el envío a domicilio...pero que bueno era, no juntabamos bolsas que contaminan el ambiente. Habria que volver a usarlo.
muy bueno tu blog para leer!